article-thumb
   

Escándalo de corrupción que contribuyó a la caída de Dilma Rousseff ya tiene versión porno

Christhian Colina

Efe.- El escándalo de corrupción que puso Brasil patas arriba y contribuyó a la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff ya tiene una versión porno, que fue puesta a la venta el mismo día en el que Michel Temer la sustituyó en el cargo, con el propósito de “concienciar” a los legos en política.

“Sobornos, dinero en los calzoncillos y chorros de semen por todos los lados”: así se publicita la cinta cuyo hilo argumental bebe de la compleja trama de corrupción destapada en la petrolera estatal Petrobras en 2014, que fue una losa para Rousseff y salpica a nueve ministros de Temer.

La película se titula “Operação: Leva jato” (Operación: te llevas un chorro), expresión casi calcada del nombre en clave de la operación policial por la que en Brasil se conoce a la macrocausa de corrupción, la “Lava jato”, que a su vez hace alusión a los lavaderos automáticos de automóviles.

En las imágenes promocionales que ha publicado Brasileirinhas, la mayor productora de cine pornográfico del país, aparecen hombres trajeados contando dinero ante mujeres en lencería, o sacándose gruesos fajos de billetes de los calzoncillos.

Esa referencia no es casual. En los últimos años se han conocido varios casos de políticos o empresarios que ocultaron el dinero procedente de sobornos en su ropa interior.

En julio de 2005 un hermano del entonces presidente del Partido de los Trabajadores (PT) José Genoino fue detenido en un aeropuerto con 85 mil dólares en una maleta y otros 100 mil escondidos en los calzoncillos, procedentes del escándalo conocido en la época como el “Mensalão”, que llevó a prisión a 25 empresarios y políticos cercanos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Cuatro años después, en otro escándalo de pago de sobornos que giraba en torno al gobierno regional de Brasilia, unas cámaras ocultas permitieron a todos los brasileños ver a empresarios y políticos metiéndose billetes en el slip y hasta en los calcetines.

Comentarios

comentarios