article-thumb
   

¡Escasez galopante! Importación de comida de Brasil cae 60,5% en los primeros siete meses de 2016

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- La coincidencia entre las cifras de escasez e importación de alimentos da cuenta de la marcada dependencia de los mercados externos para el abastecimiento. La cercanía geográfica y la alianza comercial dentro del Mercosur han hecho de Brasil uno de los principales proveedores en los últimos años; sin embargo, entre enero y julio de 2016 se ha registrado una caída de 60,5% en la importación de alimentos brasileros en comparación con el mismo periodo del año pasado. Vale recordar que en mayo la escasez de alimentos básicos en Caracas se ubicaba en 60,7%, según Datanálisis.

De haberse importado un total de 1.053 millones de dólares en alimentos entre enero y julio de 2015, este año la cifra se ha desplomado a tan solo 416 millones, de acuerdo con cifras oficiales del Ministerio de Agricultura de Brasil. Los rubros animales vivos, café, lácteos y carnes son los que han experimentado una mayor disminución.

exportaciones

En lo que a productos cárnicos se refiere, Venezuela había apostado por el mercado brasilero desde el año pasado, cuando Diosdado Cabello realizó una visita de cuatro días a Sao Paula, la cual incluyó la firma de un acuerdo con la empresa brasilera JBS S.A., la mayor empacadora de carne del mundo. Miguel Gularte, presidente de JBS Mercosur, señaló el año pasado a Bloomberg que la empresa había vendido productos por el orden de 200 millones de dólares durante 2014 al Gobierno venezolano y con el convenio firmado para 2015 los negocios alcanzarían los 2.100 millones.

Los números del Ministerio de Agricultura de Brasil indican que entre enero y julio de 2015 Brasil vendió a Venezuela 478,5 millones de dólares en carnes, elevándose a 891,4 millones la cifra total del año, mientras que en los primeros siete meses de 2016 la cifra se ubica apenas en 164,9 millones, lo que representa una caída de 65,5%. El convenio firmado con JBS equivalía a la mitad de la carne y la cuarta parte del pollo del consumo nacional.

La importación de animales vivos cayó durante este periodo de 93,4 a 13,9 millones; siendo también muy significativa la merma en lo que a lácteos se refiere, que descendió de 102,5 a 37,9 millones de dólares. El único rubro que registra números positivos es el de cereales y harinas, al subir de 8,7 millones en 2015 a 20,7 millones en 2016.

 

Comentarios

comentarios