article-thumb
   

Espacio Público: Han deportado a siete periodistas en el marco de la “Toma de Caracas”

Christhian Colina

El Cooperante.- La organización no gubernamental Espacio Público informó este miércoles que siete periodistas pertenecientes a: Al Jazeera, Radio Caracol Radio, Le Monde y NPR, fueron deportados del país cuando llegaban a  realizar la cobertura de la movilización convocada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), para el 1° de septiembre.

Lea también – El “sutil” comunicado de Conatel que pone tensión a las transmisiones del 1-S

Los periodistas deportados aseguraron que para la entrada al país, las autoridades migratorias solicitaron una acreditación que debe ser suministrada por el Ministerio de Comunicación e Información (Minci). Sin este requisito, no se les permite la entrada y se procede a la deportación.

“Cuando un equipo de prensa internacional se dispone a realizar un trabajo periodístico en Venezuela, no existe un mecanismo de acreditación transparente que impida la arbitrariedad. Existen un conjunto de requisitos que cuando los periodistas o sus medios los completan, no reciben respuesta por parte del Minci; en otros casos se les incluye una solicitud de visa que deben tramitar en el Consulado venezolano en el país de origen, donde tampoco obtienen respuesta”, destacó la ONG a través de una nota de prensa.

Asimismo, destaca que entre los “procesos arbitrarios” para el impedimento del trabajo periodístico de los enviados internacionales al país también está la exigencia de la nacionalización de sus equipos. “Es preciso señalar que este proceso no es necesario porque son equipos que están en uso y que saldrán del país al terminar la cobertura”, acotaron.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos establece en su artículo 13 que el extranjero que se halle legalmente en el territorio de un Estado parte sólo podrá ser expulsado del país en cumplimiento de una decisión adoptada conforme a la ley y, a menos que razones imperiosas de seguridad nacional se opongan a ello, se permitirá a tal extranjero exponer las razones que lo asistan en contra de su expulsión, así como someter su caso a revisión ante la autoridad competente.

Cortesía de Espacio Público
Cortesía de Espacio Público

Ante ello, destacaron que la expulsión de los periodistas del país constituye una restricción de la libertad de expresión, basados en actuaciones arbitrarias y/o discrecionales para impedir la posibilidad de informar y ser informado.

Asimismo, informaron que según su registro, en el marco de las coberturas de actividades asociadas a la denominada “Toma de Caracas”, se han registrado seis violaciones a la libertad de expresión.

Por último, exigieron que se den garantías suficientes para la cobertura y el trabajo informativo de los periodistas nacionales e internacionales antes, durante y después de las movilizaciones del 1° de septiembre; y que que se permita el acceso de los periodistas para informar sobre las movilizaciones y manifestaciones que ocurran en el país.

Comentarios

comentarios