article-thumb
   

“Este es el país de las oportunidades” LaLá & Co transforma en sueños los paisajes venezolanos

Admin

Saimar De Santis.- Lugares típicos, marcas conocidas y símbolos de Venezuela son inspiración de la línea “sueños” de LaLá & Co, un emprendimiento que desarrolla la diseñadora Lisette Moraga con el que “motivar a crear el país que queremos”.

Moraga, que viene de una familia dedicada al negocio de la fabricación de carteras, decidió crear bolsos y carteras con iconos venezolanos con influencia en el estilo japonés Kawaii, palabra que describe algo “cuchi” o “muy bonito”.

Según la experiencia de Lisette, en la actualidad hay un sentimiento muy grande con los iconos venezolanos. En LaLá & Co están preparándose para distribuir el proyecto en el extranjero, pues a través de las redes muchos criollos que han emigrado le piden sus productos. “Lo bueno de la emigración es que nuestra cultura se va expandiendo”, afirma.

Los bolsos de LaLá & Co tienen símbolos venezolanos como el cerro El Ávila, el cacao o la Harina PAN. “Es importante explotar nuestra cultura y sabernos vender de una manera positiva hacia afuera”, señala su diseñadora.

En medio de una fuerte polémica que incluye la forma en la que se ven las mujeres venezolanas, que incluso pasó al ámbito político, Moraga considera que la belleza de las mujeres venezolanas es indiscutible, pero que lo verdaderamente importante es la constancia y fuerza que tienen. Para alejarse de los estereotipos, en sus diseños se observan ilustraciones de mujeres de todo tipo, con la particularidad de que todas tienen un ojo más grande que el otro.

“En mis diseños las muñecas son diferentes y todas tienen su encanto. Lo importante es que uno aprenda a ser feliz. Más que un tema estético es interno, es ser autentico y no dejarse llevar por estereotipos. Mi mensaje es que sí, seamos coquetas, pero lo importante es el interior”, dice.

En las crisis los países crecen

La diseñadora de los productos LaLá & Co no tiene intenciones de establecerse en otro país. Al contrario, tras casi 10 años de trabajo en el área, Lisette está convencida en que este es el momento para invertir en Venezuela. “Esta época ha sido fantástica porque en la crisis los países crecen. Antes todos buscaban lo importado, ahora la gente consume diseño venezolano y ha habido un avance desde ese punto de vista”

Sin embargo, no niega los problemas que tienen que sortear los emprendedores: “La falta de divisas nos ha afectado. En Catia había tres grandes tiendas de semicuero y ahora hay una sola y está poco surtida, también tenemos problemas para conseguir la pega. Pero uno como diseñador tiene que aprender cómo afrontar las dificultades”.

Entre los diseños de Moraga se pueden encontrar bolsos que muestran a una joven frente al Salto Ángel, una cartuchera con la imagen de una chica preparando una arepa o una billetera con la bandera de Venezuela, imágenes que, para Lisette, son muestra de los sueños venezolanos.

“Yo creo que todavía hay oportunidades. Te puede ir bien si tú inviertes acá y haces un buen estudio de mercado, Mi familia me ha dicho que me vaya a España, pero allá ya hay gente establecida. Además, mi mamá me decía de chiquita que Venezuela era el país de las oportunidades porque todavía no hay nada hecho”.

Comentarios

comentarios