article-thumb
   

“Esto parece las ruinas de Sodoma y Gomorra”, denuncian habitantes de Paraguaipoa

Pedro Eduardo Leal

Prensa MUD. – “Esto se parece las ruinas de Sodoma y Gomorra. Aquí no nace ni el cadillo. La gente se encuentra abandonada desde hace años”, es la lánguida expresión de Ediberto González, habitante de Paraguaipoa, a unos 120 kilómetros de Maracaibo en el estado Zulia.

La salud, la educación, los servicios básicos: principalmente el agua potable, la seguridad, el empleo y un sinfín de dificultades que no tienen fronteras constituyen la cotidianidad de los pueblos asentados en las localidades de esta zona noroccidental, a los cuales se suman las circunstancias propias de no poder conseguir alimentos esenciales y medicinas, ni siquiera a precios exorbitantes.

“El arroz lo están vendiendo a 400 bolívares, a 500 el azúcar, a 700 el aceite” informa el vocero, quien es trabajador de la salud, en una enumeración ascendente de los precios de algunos rubros, circunscritos ya no a las tradicionales reglas de la oferta y la demanda o a regulaciones sino a la caprichosa cotización que impone el ‘bachaqueo’.

“¿Qué es lo que está haciendo la Guardia Nacional aquí, con sus controles?”, se pregunta para responderse a si mismo que están atropellando a los habitantes de la zona. “Entre más alcabalas pongan más corrupción hay, eso es lo que nos está matando, la corrupción. El Gobierno debería enviar a agentes secretos para que descubran lo que ocurre en Paraguaipoa, porque si uno hace una denuncia sin pruebas lo meten preso”, reclamó.

Por su parte, Alexis Montiel, fiscal de la cooperativa Shejena wayuu, con radio de acción entre Los Filúos y Cojoro, en este aspecto propone que los efectivos castrenses sean cambiados mensualmente, “porque si se quedan más de un mes, se corrompen”.

“Esto no es frontera, esto es Paraguaipoa”

635781885389208456w“La estamos pasando mal, nos ponen todo el tiempo como si fuéramos criminales. Los consejos comunales están vendiendo los certificados de residencia a 5000 bolívares. Hay unos paisanos maracuchos y paisanos colombianos que son los dueños del mercado aquí. Ahorita, por ejemplo, la harina precocida se consigue en 500 bolívares; la leche, 1600; el kilo de carne, 1200, el de pollo, 1000; el bulto de arroz está en 8 mil bolívares”, es la letanía común de las apreciaciones.

“Las autoridades dicen ‘cerramos la frontera’. ¿Qué frontera? Esto no es frontera, esto es Paraguaipoa, región zuliana, la frontera es allá”, sostiene Montiel apuntando su dedo a un horizonte donde, según alega, de madrugada “pasan 70, 80 carros, por caravana; pasan comida, pasan cerveza, pasan gasolina, para Colombia”.

“En la Guajira es imposible vivir”

Coincidiendo con las fuentes anteriores, Alirio González, profesional del derecho y de la docencia domiciliado en Guarero, municipio Mara; aclara  que “en la Guajira es imposible vivir, desde el puente del río Limón para acá nos trancan todo a nosotros. Cuando portamos algo para comer, entonces, nos revisan. ¿Cuántos kilos de arroz traemos, 4, 5? Entonces, nos quitan uno”.

OLP: ‘Operaciones de Liquidación del Pueblo’

Otra modalidad, de reciente data, las OLP: ‘Operaciones de 635781886040676984wLiquidación del Pueblo’, como la tildan altos voceros opositores, tampoco han contribuido a despejar el arduo escenario sino, por el contrario, han terminado como insumo para los desmanes.

Oneida Márquez, quien atiende un puesto de comida en Paraguaipoa, refuta indignada la forma como efectivos de los cuerpos de seguridad desmantelaron su expendio, en medio de una de estas ejecutorias en boga. “Ellos vinieron para acá hace un mes, mientras estábamos atendiendo a los clientes, destruyeron las mesas, algunas, inclusive, que pertenecieron a nuestras abuelas, y la enramada que servía de techo. Luego, prometieron que iban a recomponer los daños, pero no han cumplido”, denunció.

Comentarios

comentarios