article-thumb
   

Extrabajadores de peajes amenazan con iniciar huelgas de hambre para exigir reenganches

Christhian Colina

El Cooperante.- En la acera de enfrente de la Vicepresidencia de la República, amedrentados por grupos de colectivos y por funcionarios policiales que intentaban reprimir la manifestación, 970 trabajadores que fueron despedidos de peajes nacionales durante el proceso de traspaso de estas estructuras desde el Ministerio de Transporte Terrestre a las gobernaciones, protestaron para exigir reenganche y pago de deudas pendientes.

Carlos Salazar, dirigente de la Coalición Sindical Nacional, señaló que de no concretarse la promesa del vicepresidente Aristóbulo Istúriz de devolver los puestos de empleo, así como los salarios caídos y beneficios laborales a esta masa de trabajadores, los cesantes iniciarán huelgas de hambre y protestas masivas ante las sedes ministeriales de Transporte Terrestre, Proceso Social del Trabajo y Fontur.

Asimismo, anunció que también se realizarán protestas en cada uno de los peajes en los cuales existan trabajadores despedidos y cuyas gobernaciones se negaron a entablar mesas de negociaciones, como es el caso de Falcón, Carabobo y Anzoátegui, por lo que emplazó al Ministro de Trabajo, Oswaldo Vera, a laborar en el cumplimiento de reuniones y diálogo con los empleados cesantes y los mandatarios regionales.

(Foto: Prensa Solidaridad)
(Foto: Prensa Solidaridad)

Salazar deploró que, mientras trabajadores acudieron ante la Vicepresidencia a realizar una manifestación pacífica para denunciar la crisis económica que afecta a más de 2.400 personas entre trabajadores y sus núcleos familiares, fueron recibidos por colectivos que amenazaron su integridad física y cuerpos policiales que intentaron reprimir y coaccionar el derecho a la protesta. Agregó que intentaron acallar las voces de reclamo con música a todo volumen, alusivas al proceso revolucionario. “La única música que queremos escuchar es que le paguen a los trabajadores y les devuelvan sus empleos”, resaltó.

Por su parte, Ismara Rivero, coordinadora de los trabajadores despedidos, denunció el estado de indefensión de los despedidos ante el no reconocimiento del presidente Nicolás Maduro de una sucesión patronal que se ejecutaría con el traspaso de peajes a los poderes ejecutivos regionales. Recordó que durante el mandato del fallecido Hugo Chávez, cuando los peajes fueron cedidos al Ministerio de Transporte, el exmandatario reconoció la sucesión como patrono. Recordó que hace año y medio, durante la gestión de Haiman El Troudi al frente de MinTransporte, se emitió un decreto haciendo el traspaso y los trabajadores quedaron en un limbo laboral, a pesar de tener entre 13 y 15 años de servicios.

Comentarios

comentarios