article-thumb
   

“Aquí hay de todo”: Familiares de reclusos combaten la escasez comprando dentro de Tocorón

Daniel Santos

Daniel Santos.- Uno de los pocos lugares en Venezuela donde se puede conseguir todos los productos alimenticios básicos que actualmente escasean, es en la cárcel de Tocorón, ubicada en el estado Aragua, donde las personas que tienen un familiar recluidos pueden adquirir los productos a precios de bachaqueros sin colas ni números de cédula.

Lea también – “Ordenada, controlada y gradual”: 90.000 personas se movilizaron en reapertura de la frontera

En entrevista realizada por el diario El Nacional, una de las personas que asiste a este “local comercial” de nombre Ana, comenta que desde hace más de un año no hace cola. “Mi novio, que está preso por ladrón, todos los fines de semana me arma un combo que incluye pasta de dientes, toallas sanitarias, leche, harina arroz, aceite, huevos, champú, carne y pollo. No tengo que salir de madrugada a ver si pesco algo en algún mercado. Aquí hay de todo. Incluso hago compras y les vendo a mis vecinos, que están desesperados porque no consiguen nada en el San Vicente de Maracay”.

La prisión tiene establecimientos de venta donde se ofrecen los productos, los cuales provienen del robo a transportistas de alimentos en la Autopista Regional del Centro, mediante contactos entre pranes y piratas de carretera. Cada local tiene un costo para los vendedores de 500.000 bolívares que son pagados al pran por la “causa” y el día de mayor venta son los sábados.

Según indica el diario capitalino, en declaraciones ofrecida por un recluso, las bolsas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) llegan a los reclusos a un precio de 5.000 bolívares por parte de los Consejo Comunales. “Ellos saben que deben traer los alimentos para acá. Cuando reciben la llamada de Tocorón tiemblan y todos los meses religiosamente envían las bolsas. Aquí no se pasa hambre, pero hay que tener real”.

Comentarios

comentarios