article-thumb
   

García-Margallo defiende amnistía venezolana y ratifica oferta de ‘ayuda humanitaria’

Christhian Colina

El Cooperante.- El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, defendió este martes la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional que fue sancionada por el Parlamento venezolano y anulada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al tiempo que ofreció “un programa de ayuda humanitaria” para el pueblo venezolano.

“Deseamos para Venezuela exactamente lo mismo que durante mucho tiempo deseamos para España, es decir una amnistía para los presos políticos”, afirmó el canciller en rueda de prensa tras recibir en Madrid al colombiano Sergio Jaramillo, Alto Comisionado para la Paz del Gobierno de Juan Manuel Santos.

El 11 de abril, la Sala Constitucional declaró inconstitucional una ley de amnistía para presos políticos aprobada por la mayoría opositora en la Asamblea Nacional, “a pesar de que cumplía todos los parámetros de Derechos Humanos previstos y establecidos por Naciones Unidas”, recordó García-Margallo.

El apoyo del Gobierno conservador de Mariano Rajoy a esta ley, que asimila a la aprobada por España en 1977 tras el fin de la dictadura franquista, ya le había valido duros ataques de Maduro. “Racista te dije Rajoy, basura corrupta te dije Rajoy, basura colonialista te dije Rajoy”, lanzó el presidente venezolano el 7 de abril, provocando que España llamase a consultas a su embajador en Caracas, Antonio Pérez-Hernández.

Para que el diplomático regrese a su puesto es necesario “que las autoridades venezolanas practiquen una cierta continencia verbal en los calificativos que suelen dispensar a las autoridades españolas”, afirmó el canciller. Afirmando querer “ayudar al pueblo venezolano”, García-Margallo pidió también para el país “un respeto de los Derechos Humanos y de las libertades”, publicó AFP.

España desea asimismo “una mejora de la situación económica en Venezuela que empieza a ser extraordinariamente compleja”, afirmó, asegurando que, según previsiones del Fondo Monetario Internacional, la inflación será de 500% este año y de 1642% en 2017 y que la economía se contraerá un 8% del PIB en 2016.

El desabastecimiento de alimentos y medicinas ha colocado al país en una grave emergencia humanitaria”, aseguró el canciller. “En estas condiciones, España lo que ha hecho es proponer poner en marcha un programa de ayuda humanitaria, de ayuda a los venezolanos, para paliar esa crisis”, agregó sin más detalles.

Comentarios

comentarios