article-thumb
   

“Gobierno insiste en mantener su ya desenfrenado ritmo de gastos”, dice Consecomercio

Christhian Colina

El Cooperante.- La presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Cipriana Ramos, presentó este jueves un balance trimestral “que no debería repetirse para mediados del 2016”, pues a su juicio, la indiferencia del Gobierno no ha permitido crear condiciones para superar la crisis económica.

La dirigente gremial afirmó que les inquieta la indiferencia con la que el Gobierno asume su responsabilidad de crear condiciones para recuperar la producción nacional y se importen insumos, materias primas y maquinarias. “El grave problema de la escasez de alimentos, medicinas, insumos, materias primas, repuestos y servicios públicos de calidad, incluyendo la educación y la seguridad, parecieran preocuparle solamente a la ciudadanía, los trabajadores y los empresarios”, planteó a través de una nota de prensa.

Ramos cuestionó que todo se supedite a “reuniones, amenazas y apatía”, pues, en su opinión, estos aspectos no solucionan el grave problema de la escasez en sí misma, sino que, además, tampoco son útiles ni funcionales para lo que necesita el país. En ese sentido, el Consejo afirmó que el tiempo apremia y “se necesitan respuestas efectivas y eficientes. No efectistas”.

“Esa no es una ocurrencia institucional del empresariado organizado: es el resumen sectorial del sentimiento general que le transmiten los consumidores de todo el país a los comerciantes ante los mostradores  de sus negocios”, estableció.

Asimismo, exhortó al Gobierno a que se sume a la decisión de producir, “no que la impida o la niegue. Y eso pasa, desde luego, por la imperiosa necesidad de concluir la implementación del proceso de ajustes que ha venido aplicando (…) el cual incluye la progresiva erradicación de los controles de cambio y de precios”.

Por último, aseveró que “no es posible cambiar el estado de cosas en materia productiva e inflacionaria, si el Gobierno insiste en mantener su ya desenfrenado ritmo de gastos, y de financiarlo con devaluaciones, impuestos y endeudamientos”.

Comentarios

comentarios