article-thumb
   

Hassan Pena, el cubano que huyó en balsa para pulverizar los récords en la LVBP

El Cooperante

Caracas, 11 de enero. EFE.- El lanzador cubano al servicio de los Navegantes del Magallanes de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), Hassan Pena, fue galardonado este martes con el premio al Cerrador del Año por cuarta vez consecutiva, un hito que nadie había conseguido antes.

El nativo de Ciego de Ávila se alzó con el premio gracias a 46 puntos, dos más que el apaga fuegos de las Águilas del Zulia, Arcenio León, luego de 16 rescates en 32 apariciones. El cubano ganó un juego, desperdició dos oportunidades de salvamento, abanicó a 32 rivales en 31.1 entradas y dejó efectividad de 2.59, al tolerar nueve carreras limpias con un cuadrangular.

El logro de Pena reviste mayor valor cuando se tiene en cuenta que su labor era preservar los triunfos de los Navegantes del Magallanes, eliminados tras una decepcionante ronda regular en la que acumularon solo 29 victorias por 34 reveses. “Es algo que no esperaba. Cuando vienes para acá no estás mentalizado en alcanzar cosas así, uno lo que piensa es en ayudar a un equipo, ganar un campeonato y representar a Venezuela en la Serie del Caribe. Ese ha sido mi foco principal desde siempre”, le dijo el lanzador a la LVBP.

Pena es protagonista de una historia que se ha repetido con miles de sus compatriotas: huyó de Cuba en balsa en busca de una mejor vida. Ocurrió en 2005, cuando contaba con 20 años y, a pesar de su talento, estaba marginado de la selección nacional cubana por temor a que desertara, puesto que tenía familiares en los Estados Unidos.

Solo un año después, matriculado en el Palm Beach Community College de Florida, fue seleccionado por los Nacionales de Washington en el ‘dratf’ amateur, aunque no logró hacer el camino hasta la Gran Carpa y lanzó 3 temporadas en ligas menores antes saltar a la pelota de Asia primero, y del Caribe después. En la temporada 2013-2014 se estrenó en la LVBP y salvó 19 juegos para las Águilas del Zulia, quedando cerca de romper el récord de rescates en una temporada, que pertenecía al panameño Santos Hernández con 21.

Pero solo un año después, la marca de Santos Hernández también fue superada por Pena, al rescatar 23 encuentros para los Navegantes. En cuatro campañas en la LVBP, el cubano ha preservado 70 victorias solo en ronda regular, 58 de ellas para el Magallanes. “La liga de acá es bien difícil. Muchos vienen pensando que es una ‘liguita’, pero para acá hay que venir preparado porque hay muy buenos bateadores (…), fácilmente se podría decir que ésta es una liga Triple A”, dijo.

Pena, que fue tomado como refuerzo para la postemporada por los Cardenales de Lara, tendrá la oportunidad de representar a Venezuela en la Serie del Caribe, tal y como aspiró desde el inicio de la campaña, si se mantiene sano y en el nivel de competitividad que ha mostrado en los últimos cuatro años.

Comentarios

comentarios