Con respecto al cardenal Baltasar Porras, el parlamentario indicó que respeta a la Iglesia, pero recordó que el religioso participó en las acciones del golpe de Estado realizado en el año 2002. “No puedo respetar a quienes se prestan para un golpe de Estado, la fe no puede tener color político. Yo no irrespeté ni la memoria ni el nombre de Dios”, aseveró.