article-thumb
   

Incrédulos y dolidos, familiares del joven asesinado en San Bernardino le dijeron adiós 

El Cooperante

Caracas, 21 de abril.– Incrédulos, dolidos e inconsolables estaban los familiares y amigos de  Carlos José Moreno Barón, el joven de 17 años asesinado este miércoles en San Bernardino durante las manifestaciones opositoras.

El joven no estaba protestando, pasó por el lugar porque se encontraría con un amigo en el Hotel Ávila para hacer deporte. Una bala en la cabeza le apagó sus sueños y el de su familia. En la capilla 2 del Cementerio General del Sur lo vieron dormido eternamente por última vez.  Sus allegados insistían que era estudioso, tranquilo, y este sábado cumpliría 18 años.

Lea también: La cara sangrienta de la represión: En 20 días de protestas han muerto 9 personas

“Ese niño era demasiado pilas. Tanto así, que con la edad que tenía ya estaba en la Universidad, imagínate”, dijo Mauro Zambrano, amigo cercano a la familia Moreno, reseña Caraota Digital.

“Yo llegué el domingo de Ecuador para compartir con él en su cumpleaños. Me iba a devolver en junio, pero ya con esto que pasó me quedaré el tiempo que mi mamá lo necesite y cuando me vaya ya seremos los tres. Esta fue la gota que derramó el vaso”, comentó Elvis Moreno, hermano del fallecido.

En el lugar todos se abrazan entre sí, para luego consolar uno a uno a la madre de Carlos. “Se le cuidó, se le quiso y se le aguantó sus travesuras. Estoy segura de que ahora va a estar en un lugar mejor”, agregó una allegada a la madre de Carlos José entre lágrimas.

 

Comentarios

comentarios