article-thumb
   

¡Injerencia roja! Pablo Iglesias ha pedido información a Zapatero por mediación en Venezuela

Christhian Colina

El Mundo.- Pablo Iglesias quiere atrapar para su formación la memoria sentimental del PSOE. La herencia emocional del PSOE ganador: la del Felipe González del 82 y la del Zapatero de 2004 y 2008. Aunque González sufre de urticaria cada vez que se le menta al líder de Podemos, Zapatero encuentra en Iglesias a un político nuevo e inexperto que le pide consejo. Y los expresidentes están para eso. Para dar información y compartir sus experiencias.

Lea también – “El que no la debe, no la teme”: AN investiga financiación de Hugo Chávez a Podemos

El líder de Podemos le ha dicho a Pepa Bueno (presentadora de noticias) algo que ningún dirigente socialista ha querido decir nunca de forma clara y rotunda: “Zapatero ha sido el mejor presidente de la democracia”. Una declaración que sin duda ha agradado al expresidente.

Desde que coincidieron en una velada convocada por José Bono (abogado y político español socialista), en la que Iglesias y Errejón aprendieron muchas cosas de la política práctica, Zapatero y el líder de Podemos han mantenido un contacto fluido. A pesar de que en su partido se pueda interpretar esta relación como una maniobra de Iglesias para echar sal en las heridas internas, Zapatero la ve con normalidad.

Desde que dejó La Moncloa, Zapatero no ha querido intervenir en la vida política nacional de forma partidaria. Al menos públicamente. Aunque todo el mundo sabe que mantiene contactos frecuentes con dirigentes socialistas sobre la situación del partido. No con Pedro Sánchez, porque el secretario general del PSOE se ha ido alejando de muchos de los que contribuyeron a que lo sea. Zapatero entre ellos.

Las conversaciones del expresidente con Pablo Iglesias han sido a petición del líder de Podemos y en ninguna de ellas se ha hablado de las cuestiones internas del PSOE ni de los pactos postelectorales. El secretario general de Podemos suele pedirle información acerca de la política europea.

La última vez que hablaron, hace unos días, fue sobre la situación de Venezuela en la que Iglesias estaba interesado. Zapatero acababa de regresar de Caracas, a donde se desplazó con la misión internacional impulsada por Unasur para mediar en el grave conflicto que enfrenta a Maduro con la oposición venezolana. Es el único mandatario extranjero que ha podido entrevistarse en la cárcel con Leopoldo López, el líder cuya liberación impulsan el Gobierno español y Albert Rivera. Zapatero habló asimismo con el líder de Ciudadanos antes de que viajara al país suramericano.

Puede leer la nota completa de El Mundo de España aquí.

Comentarios

comentarios