article-thumb
   

Invitó a dos sujetos a su casa en la playa y luego hallaron su cadáver maniatado

Lysaura Fuentes

Caracas, 10 de octubre.-Andrés Eloy Lugo, de 49 años de edad, nunca se imaginó que una reunión luego de un baño de playa en su vivienda en el sector Canaima, avenida Carlos Soublette, en el estado Vargas, terminaría con su muerte ese domingo 1 de octubre. 

Lea también: Privan de libertad a madre y su pareja por muerte de una niña de tres años en Zulia

Lugo compartió con dos personas, de edades entre los 18 y 20 años y de 25 y 30 años, respectivamente, en una playa del estado Vargas, luego los llevó a su vivienda, y como su cuñada vivía al lado se los presentó, pero para ella era la primera vez que los veía, además no eran de la región. 

Posteriormente, no supieron más de Andrés Eloy, por lo que lo llamaron por teléfono, pero no contestaba, fueron hasta su vivienda y lo encontraron muerto el martes pasado. 

Su cadáver se encontraba en su habitación y tenía trapos en la boca, con lo que lo asfixiaron. Estaba maniatado y había desorden en el lugar, por lo que se presume que forcejeo con sus victimarios. 

Del lugar se llevaron dinero en efectivo, un DVD, un equipo de sonido, comida, entre otras cosas. Sus familiares se encontraban este martes 10 de octubre retirando el cadáver del fallecido en la morgue de Bello Monte luego de ocho días. Contaron que tardaron en retirarlo debido a que en el recinto le manifestaban que estaba “colapsado” y que no habían logrado realizarle la autopsia. La Gobernación de Vargas les ofrecieron ayuda monetaria para los actos fúnebres.

Lugo era obrero de una construcción en Fuerte Tiuna. Dejó dos hijas adultas y tres nietos.

Comentarios

comentarios