article-thumb
   

Joesley Batista, el delator de Temer que ganó millardos de dólares con el chavismo

El Cooperante

Caracas, 20 de mayo.- Joesley Batista, de 44 años de edad, es un importante empresario brasileño, dueño de JBS S.A., la productora de carne bovina y aviar más grande del mundo, que cayó durante la operación policial “Carne Fraca” (carne débil) al comprobarse que comercializaba productos vencidos en Brasil, y probablemente en 150 países másincluyendo a Venezuela.

De corrupto a delator

El empresario, acusado de generar una red de sobornos con el Ministerio de Agricultura para poder vender la carne dentro y fuera de Brasil, ahora es parte de un escándalo mayor, y es que el presidente al mando del país sureño, Michel Temer, será investigado por el Tribunal Supremo luego de que se difundiera un audio obtenido por el propio Batista, en el que se inculpa al político en el soborno del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, a quien Temer pretendía comprar para que callara con respecto a los casos de sobornos en los que está supuestamente implicado.

Lea también: Sigue los pasos de Dilma: Michel Temer será investigado por Tribunal Supremo de Brasil

Tras ser investigado, Batista acordó con la justicia brasileña, pagar una millonaria multa y además cooperar conla operación Lava Jato para poner al descubierto a todos los políticos implicados en casos de corrupción. “No honramos nuestros valores cuando tuvimos que hacerlo en diversos momentos con el Poder Público brasileño. Y no estamos orgullosos de eso”, aseguró, y manifestó que “Brasil cambió y nosotros cambiamos con él. Por eso estamos pidiendo disculpas. Asumimos un compromiso público de ser intolerantes e intransigentes con la corrupción”.

Sus vínculos con la “revolución”

Pero este multimillonario empresario que ahora quiere redimirse, no solo es acusado de corrupción en su país, y es que a pesar de querer borrar su prontuario delictivo, también guarda cercanos vínculos con el Gobierno venezolano. En el año 2015, Batista se reunió personalmente con el entonces presidente de la Asamblea Nacional (AN) Diosdado Cabello, para negociar la importación de carnes desde su compañía. No obstante, JBS S.A.,  junto a BRF, otra brasileña importadora de alimentos, es la principal exportadora de carnes a Venezuela desde el año 2011, cuando a través de la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) se estableció un contrato por el que se habrían pagado 2.1 millardos de dólares.

Le puede interesar: Diosdado se reunió en 2015 con dueños de empresa brasileña que vendía carne podrida

No obstante, según el diputado a la AN por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Carlos Paparoni, Batista también se habría reunido en varias oportunidades con José David Cabello, jefe del Seniat, y con el ministro de Alimentación, Marco Torres. En este sentido, de acuerdo con una investigación publicada por el portal Kon Zapata, de los 15 mil millones de dólares obtenidos en 2015 por la venta de productos cárnicos, el 4,4% provino de Venezuela, y es que únicamente en el lapso de dos meses, arribaron al país 140 mil toneladas de alimentos de la extranjera.

Las carnes, subsidiadas por el Gobierno y consumidas por la mitad de la población venezolana, fueron señaladas por la justicia brasilera de no ser aptas para el consumo humano puesto que estaban podridas y además contenían altos niveles de vitamina C y ácido ascórbico, ambos químicos suministrados en los productos para ocultar el mal olor y la apariencia de descomposición, que en dosis superiores a las indicadas podrían generar cáncer, sin embargo, JBS se defendió al respecto, indicando que “en otros países fuera de Brasil fueron capaces de llevar a cabo los negocios sin violar la ley”.

Comentarios

comentarios