article-thumb
   

Tribu judicial acata en “almuerzo de trabajo” mantener privado a Coromoto Rodríguez

Christhian Colina

El Cooperante Judicial.- El pasado viernes 15 de julio se desarrolló un inusual almuerzo de trabajo con doce personas en la Presidencia del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, que ejerce la juez Solchy Delgado Paredes, quien en el predio tribunalicio es conocida como la “comisario político” que tramita las órdenes de fusilamiento judicial emitidas por el Primer Vicepresidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), magistrado Mailkel Moreno.

Al cónclave asistieron el juez 6º de Control, Miguel José Graterol Maneiro y la juez 4ª de Control, María Magdalena Díaz Pereira, esta última es quien lleva el proceso judicial en contra del jefe de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, Coromoto Rodríguez. Asimismo, se conoció que participaron en la reunión los nueve integrantes de las tres Salas de Apelaciones de Caracas, quienes tienen a su cargo dos apelaciones y una recusación relacionada con el caso.

El menú del encuentro estuvo conformado por un plato de arroz a la marinera rociado con vino tinto. El motivo del almuerzo no fue organizar un plan para acabar con el retardo procesal en sus instancias, sino para ratificar que Rodríguez debe permanecer detenido, tal como se lo habría ordenado el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Gustavo González López, y el diputado Diosdado Cabello (Psuv/Monagas), a Solchy Delgado.

Comentarios

comentarios