article-thumb
   

¡La flor roja del trabajo! Nicolás olvida el caletre comunista y promueve “la flojera perpetua”

El Cooperante

Yosselyn Torres.- Este domingo se conmemora el Día Internacional del Trabajador y en Venezuela está en vilo ese valor humano. Son continuos los decretos para declarar días libres. La extensión de los feriados de Semana Santa y el “megapuente” del 19 de abril son medidas que deprimen la producción en el país.

La reducción de la jornada laboral en la administración pública ha sido progresiva. El 25 de febrero apareció el decreto que ordena el trabajo en el sector público de 7:30 de la mañana a 1 de la tarde, para la “reducción del consumo eléctrico en 30%”. Como no cumplieron la meta, el 7 de abril se declaró no laborable los viernes de los próximos dos meses.

Y la última medida la anunció el vicepresidente ejecutivo Aristóbulo Istúriz. Declaró feriados los días miércoles, jueves y viernes para la administración pública y el sistema educativo público y privado.

Lea también – Aristóbulo Istúriz baja santamarias miércoles y jueves a la administración pública

Contradicción ideológica

El sociólogo Amalio Belmonte es profesor asociado, investigador y Magíster Scientarum en Ciencias Políticas e Historia Contemporánea de Venezuela. Él analiza la promoción de la flojera en la “revolución” chavista.

“Hay una acción contradictoria. En los regímenes comunistas se hace una dinámica distinta. Como tienen la idea del ´hombre nuevo´, se exige trabajo voluntario extrajornada“, descata.

En cambio, “en Venezuela se promueve la flojera perpetua”. El secretario de la Universidad Central de Venezuela destacó que, desde el punto de vista sociológico, “el venezolano tiene un gran valor por el trabajo”. “El ocio perpetuo desdibuja la disciplina”, subraya.

Amalio-Belmonte-UCV

Puso el ejemplo de la China comunista. “Ese país tiene jornadas de trabajo muy duras. Está negado el ocio. Es casi inhumano”. El gigante asiático compite con Estados Unidos, Japón y otros países industrializados. La doctrina maoista que aplican se fundamenta en la explotación del hombre. Venezuela es aliado comercial de China, también de Rusia y Cuba. 

Cuando habla de las contradicciones chavistas, Belmonte resalta que la Unión Soviética y el castrismo fomentaron el trabajo voluntario.

Los expertos indican que la reducción de la jornada laboral no impactará en el ahorro energético. Voceros del gobierno de Maduro han manifestado que la mayoría del gasto de electricidad ocurre en los hogares (40%). 

¿Enviar a los trabajadores y estudiantes a sus casas es la  solución para salvar al Guri? Amalio Belmonte cree que no. Opina que esta medida está vinculada al intento desesperado del chavismo por mantenerse en el poder.

“Esto tiene que ver más con negligencia. En un país en crisis hay que producir. No hay capacidad de entender lo que pasa. El Gobierno le teme al pueblo. La intención es desmovilizar. Darle dinero a la gente sin trabajar. Que papá Estado provea. También se les permite lo que llaman ahora bachaquear. Creen que eso puede atenuar la crisis”, considera el académico. 

El oficialismo repite que enfrenta una guerra económica, pero en los grandes conflictos, en las primera y segunda guerras mundiales, “se salió adelante con trabajo”. Belmonte recuerda el rol de la mujer, el cual sirvió para ganar la Segunda Guerra. “El poder de superación que nutre la mente y el espíritu está en el trabajo”, concluye.

Comentarios

comentarios