article-thumb
   

“La situación va a mejorar”: Reventa se convierte en fuente de ingresos para caraqueños

Christhian Colina

El Cooperante.- La necesidad de buscar dinero con los objetos que se encuentran dentro de los hogares y permanecen sin uso ha sido la principal motivación de los ciudadanos que se han integrado a los llamados mercados de segunda mano, como una forma para sortear la crisis económica y poder obtener beneficios adicionales.

Estos bazares donde se consiguen desde objetos de uso cotidiano hasta antigüedades los hay de todo tipo y con diferentes opciones según su ubicación dentro de la ciudad. El señor Ramón, nombre ficticio para proteger su identidad, jubilado, trabaja como mantelero en los alrededores de Quinta Crespo y asegura que lo hace desde mediados de este año. Explicó que en su casa tenía una gran cantidad de películas, lapiceros de marcas reconocidas y cuadros en buen estado con los cuales podía ayudarse a solventar los gastos propios del hogar, principalmente por el alto costo de los alimentos y servicios de su hogar.

“Pese a que en los últimos días las ventas no han estado muy buenas trato de venir todos los domingos a resolver mi semana vendiendo”, dijo a El UniversalIndicó que en ocasiones se acercan personas con algunos objetos que consideran valiosos e intentan revendérselos pero por temor a que sean robados prefiere no hacer negocios con ellos.

Por su parte la señora Doménica Domínguez, de 56 años, quien maneja un puesto de ropa usada dentro de las instalaciones del Mercado de Los Corotos, en Quinta Crespo, aseguró que las ventas este año han bajado más de un 50% pero pese a los pronósticos permanece trabajando. “Confío en que la situación va a mejorar pero no puedo negar que no tenemos tantos clientes como antes”, planteó.

Comentarios

comentarios