article-thumb
   

“La vida de los policías no vale un arma”: Los PNB asesinados en Catia reciben el último adiós

Lysaura Fuentes

El Cooperante.- Este jueves cerca de las 10:00 de la mañana fue velado en la funeraria Las Dos Gracias en Caracas el oficial agregado Eduardo Santos, de 27 años de edad, quien fue asesinado junto al oficial Josbert Lugo cuando se encontraban en el puente de Los Flores de Catia el pasado miércoles. Delincuentes los arrollaron, tirotearon y luego le robaron sus radios y armas de fuego.

María Quintero, esposa de Santos, manifestó su rabia por los asesinatos que han perpetrado delincuentes contra los funcionarios. “Esto no puede seguir pasando, la vida de los policías no vale un armamento. El Hampa está acabando con nosotros. Ser policía era la pasión de mi esposo y lo mataron haciendo sus labores”, dijo.

La dama contó a RunRunes cuáles son las condiciones actuales de un policía.  “Mi esposo siempre ocultó en el barrio su mayor pasión, que era ser policía, por temor a ser asesinado. Él amaba su profesión, pero siempre le dije que eran injustas las guardias de 24 por 24 horas y los procedimientos que tenían que hacer en la calle. Recuerdo que un día trabajó más de 30 horas en el caso de dos detenidos por robo y homicidio. Como en la policía no tenían para sacar las copias, él pagó con su dinero por los trámites y cuando regresó de día libre, en la Fiscalía habían dejado libres a los delincuentes”, explicó.

Lea también Arrollan y asesinan a dos oficiales de la PNB en Catia: Se llevaron hasta sus botas

La mujer manifestó que a pesar de que le habían advertido lo podría pasar, nunca se imaginó que este sería su caso: “Mi pareja y yo veíamos las noticias de policías asesinados y rezábamos para que no le pasara nada”, expresó.

Los familiares del Oficial Josbert Lugo lo trasladaron hasta Charallave para velarlo y enterrarlo. Allegados de Lugo contaron que el policía fue velado cerrado, porque los delincuentes le desfiguraron el rostro.

Comentarios

comentarios