article-thumb
   

Lo venían siguiendo y lo matan a tiros en un inquilinato de Manicomio

Lysaura Fuentes

Caracas, 10 de enero.- Omar Enrique Salgado (39) resultó asesinado este lunes a las 12:40 del mediodía en un inquilinato de tres plantas, situado en el sector Rancho Grande, en Manicomio, parroquia La Pastora del municipio Libertador de Caracas.

Todo inició cuando Salgado llegó a su habitación, en ese instante tocaron a su puerta, él abrió y fue sorprendido por una pareja, uno de ellos le propinó tres disparos que acabaron con su vida.

“Los inquilinos que se encontraban en el lugar pensaron que el ruido había sido porque se cayó un espejo, pero luego verificaron y lo encontraron muerto”, así lo reveló el padre del occiso, quien prefirió permanecer en el anonimato.

Asimismo informó en la sede del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, mejor conocido como la morgue de Bello Monte, que los homicidas de Salgado lo venían siguiendo por el sector.

El padre del infortunado no pudo contener las lágrimas al hablar sobre la muerte de su hijo. “Es horroroso que pasen estas cosas, uno no sabe que esperar”, dijo.

La víctima laboraba como buhonero en el Mercado de Quinta Crespo. Dejó a dos jóvenes, de 19 y 16 años. Era el tercero de 10 hermanos.

Comentarios

comentarios