article-thumb
   

#LoDiceUnChavista: “Mientras no se acabe con la corrupción no habrá plan económico que funcione”

Christhian Colina

Ronald Muñoz.- Existen dos expresiones de la corrupción que han sido claves en la debacle que ha sufrido la economía venezolana y con ella la calidad de vida del pueblo venezolano, estas expresiones son los mecanismos de asignación de divisas y la vigilancia de nuestras fronteras para detener el contrabando de extracción.

Todavía estamos esperando que se publique la lista de las empresas que estafaron al país a través de la asignación de divisas, pero más allá de quienes sean los supuestos empresarios, hay algo que hay que tener presente: sean quienes sean los “empresarios” esos dólares no se los asignaron ellos mismos, sino que les fueron asignados por funcionarios públicos… Y por los montos asignados es evidente que las órdenes correspondientes para cada una de estas asignaciones de divisas no fueron emanadas de funcionarios de escala baja o media sino de funcionarios públicos de alto rango.

Al sol de hoy el pueblo no puede ejercer ningún mecanismo contra estos estafadores de la nación porque nadie sabe quiénes son. Y no se puede hacer contraloría de ningún tipo porque el estado no revela de quienes se trata. Si por el contrario la asignación de las divisas fuese una política absolutamente transparente y de manejo público nacional estos estafadores no existirían o al menos todo el país supiera claramente quienes son y estarían respondiendo por sus delitos.

La perversión de esta dinámica se mantiene con un dólar oficial que durante meses estuvo artificialmente estancado y que ahora meteóricamente se devalúa, pero que absolutamente nadie sabe bajo que parámetros sube o baja ni quienes han sido los beneficiarios de estas supuestas adjudicaciones de divisas.

La otra expresión de corrupción señalada es la vinculada al contrabando de extracción. Ya va casi un año desde que se ordenó el cierre de la frontera, pero usted va hoy a ciudades de Colombia como Cúcuta o Maicao y se dará cuenta que siguen absolutamente surtidas y repletas de productos venezolanos… productos venezolanos que escasean en Venezuela… Productos que no llegan a Colombia en naves extraterrestres, sino que pasan por los caminos verdes de la frontera con evidente complicidad de traidores a la patria que siendo militares ensucian el uniforme del ejército Libertador de América.

El daño que se le hace al país con el contrabando de extracción es demasiado grave porque no importa cuánto se produzca en Venezuela, ni importa si se elevan los niveles de producción nacional, puesto que si todo se sigue yendo por la frontera igual las cosas seguirán escaseando: todos los departamentos de Colombia que tienen frontera con Venezuela, más las islas del Caribe como Aruba o Curazao están plenamente surtidos de productos venezolanos. Hablamos de millones de personas en otros países que viven a diario usando los productos que, al ser hechos en Venezuela se supone que son para cubrir las necesidades del pueblo venezolano. Y al sostenerse el desabastecimiento por vía del contrabando de extracción se deja terreno fértil para el bachaqueo y la especulación.

El papel de un importante número de oficiales de las fuerzas armadas en el contrabando de extracción no es secundario: ellos se han convertido en la mafia del contrabando. Son ellos quienes cobran y quienes deciden quien entra y sale. Y ante el supuesto cierre de la frontera lo único que hicieron fue aumentar sus tarifas. La política gubernamental relacionada con este lamentable hecho delictivo que ocurre a la vista de todas y todos los que viven en estados fronterizos es el silencio absoluto. Craso error porque precisamente a través de la denuncia pública es que se puede combatir estos ilícitos de manera eficiente.

Puede leer el artículo íntegro publicado originalmente en Aporrea.

Comentarios

comentarios