Los detalles del fallecimiento de la niña herida en robo planificado por su madre

Jose Monagas

Lysaura Fuentes.- El pasado sábado primero de octubre, fueron asesinados el profesor de la Universidad Central de 0enezuela, Omar Hernández Sabatino (72) y su esposa Addaya Virginia de Hernández (67), en la urbanización Andrés Bello, al norte de Maracay, estado Aragua. Este suceso marcó a la entidad debido al grado de perversidad que aplicaron sus homicidas, además de que la propia hija de los educadores, identificada como Ana Hernández, fue la autora intelectual del crimen.

Leer también – Ultiman a una pareja de profesores en Maracay: su hija planificó el crimen

Los detalles de este hecho van y vienen. El día del hecho, al menos cuatro antisociales ingresaron a la vivienda familiar sin esfuerzo, debido a que la hija de los esposos les dejó la puerta abierta, mientras ella se encontraban esperando afuera de la residencia dentro de un vehículo.

Los delincuentes atacaron primeramente a Addaya, profesora de educación especial del Colegio La Consolación, situado en la entidad aragüeña. A la mujer le dieron un tiro en la cara, le mutilaron los dedos de una mano y una oreja, luego la ahorcaron hasta matarla con un cable de teléfono.

En cuanto a Hernández Sabatino, también le propinaron un tiro, además de golpearlo brutalmente en la cabeza con objetos contundentes. Falleciendo en un centro médico.

Tras el crimen, los hampones se llevaron de la casa una camioneta Ford Explorer vinotinto, placa AB156HO, propiedad de Addaya Hernández y otras pertenencias.

Luisana: la pérdida de una inocente

Durante el ataque, dentro de la casa se encontraba una pequeña de 11 años de edad, identificada como Luisana Blanco Hernández, quien era hija de la autora intelectual del crimen. Esta niña también fue golpeada en la cabeza por los antisociales con objetos contundentes.

La pequeña fue llevada al área de Pediatría de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Central de Maracay con traumatismos en la región del cráneo y fractura de fémur.

Lea también – Falleció niña que resultó herida durante asesinato de docentes en Maracay

Para el día martes, Luisana se encontraba conectada a equipos que la mantenían viva, pero luego sufrió un paro respiratorio, por lo que le diagnosticaron muerte cerebral y a las 05:18 de la tarde del miércoles falleció.

La hija, la cabecilla macabra del crimen  

Ana Hernández, hija de los profesores fue detenida en el Hospital Central de Maracay cuando se encontraba visitando a su hija de 11 años, luego de la golpiza que le propinaron sus compinches tras ingresar a la vivienda de sus padres

Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Aragua, tras el análisis telefónico y de cámaras de seguridad, determinaron que Hernández estaba implicada en el crimen. Además, durante el interrogatorio la mujer manifestó odio a su madre, por lo que creen que el móvil del crimen fue la venganza.

Asimismo, identificaron a sus aliados en el homicidio, que en total fueron cuatro personas con los nombres: Arturo Candiales, de 27 años de edad, abatido en San Mateo, estado Aragua; los detenidos Víctor Brito (45), Yusmary Méndez (32) y un hombre apodado “luis”, quien se encuentra fugado de las autoridades.

“Estas personas después del robo se dirigen a San Mateo, en ese mismo lugar la policía del estado Aragua recupera el vehículo y se producen las investigaciones que determinan la noche de ayer (martes) un allanamiento en la residencia de Arturo Candiales, donde rescatan todas las propiedades de la pareja de profesores”, explicó la secretaria general directora del Cicpc, Mercy Bracho a El Carabobeño.

Los detenidos fueron presentados este jueves por la Fiscalía 4 del estado Aragua ante los tribunales de la región, por los delitos robo, homicidios, agavillamiento, y trato cruel contra la niña. El vehículo fue puesto a la orden de la fiscalía 8va.

Comentarios

comentarios