article-thumb
   

Lucifer: Pran del sur de Caracas que imponía toques de queda y pagaba por matar policías

Lysaura Fuentes

Lysaura Fuentes.- Este viernes fue abatido Oswaldo Oropeza, alias “Lucifer”, durante un enfrentamiento con las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), en conjunto con el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en el hotel Colonial, de la carretera Panamericana, vía Los Teques, estado Miranda.

Lea también – Estos son los delincuentes más buscados del país tras muerte de “Lucifer” y “el Picure”

“Lucifer” se hizo líder de las megabandas que operan en  El Valle, El Cementerio y la Cota 905, tras ser asesinado “Franklin El Menor” el pasado 20 de marzo en horas de la noche durante un enfrentamiento entre estos grupos delictivos en el sector Cerro Grande de la parroquia El Valle, el resultado fueron diez personas fallecidas y daños materiales incontables.

Luego de este hecho, los sectores El Valle, El Cementerio, Cota 905, no fueron los mismos porque fueron dominados por completo por las megabandas. “Lucifer” se hizo sentir cuando impuso un “toque de queda” en estos sectores, bajo las órdenes de José Antonio Tovar Colina, alías “el Picure”.  

Lea también Banda que actúa bajo órdenes de “El Picure” impone toque de queda en El Valle

Este líder delincuencial con más de 400 hombres bajo su mando infringió terror en el barrio Los Sin Techo, Los Mangos, Gran Colombia, El Triángulo, calle 3 y Cerro Grande, además de en el resto de Caracas. Sus actividades fueron secuestro, extorsión, homicidios, tráfico de drogas y de armas de fuego.

Lea también OLP prepara ataque a más de 400 hampones de “corredores de la muerte” del sur de Caracas

Fue guía también de otras megabandas que operan en los corredores de la muerte como la de “el Coki” que tiene bajo su poder al menos 120 hombres y que operan en la Cota 905, “el Koala” con más de 150 hombres en El Cementerio, “el 70” con 200 hombres que realizan sus actividades ilícitas en El Valle y  de “la 18” que cuenta con 50 hombres y opera en El Valle.

Pago en dólares para que asesinen a policías

El pasado 23 de marzo del año en curso fue asesinado el supervisor jefe de la Policía de Caracas (PoliCaracas) Larry Morillo, en el barrio Los Sin Techo de El Cementerio, mientras visitaba a su mamá, su hijo también murió.

Este antisocial era conocido por ofrecer dólares a los delincuentes de su banda y de otros grupos delictivos para que asesinaran a los efectivos policiales. “Lucifer” y “el Picure” ofrecían 1000 dólares por asesinar a los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y 800 dólares por efectivos de otros cuerpos de seguridad. A este líder criminal le han atribuido más de 20 muertes, entre ellos, la de efectivos policiales en la Gran Caracas.

El 18 de enero de 2015, el exfuncionario de la Policía Nacional Bolivariana, Daniel Suárez y su esposa, fueron quemados frente a sus hijas en la Autopista Regional del Centro. La pareja había sido secuestrada ese día en El Paraíso cerca de la Cota 905 pero fue asesinada por no disponer de dólares para pagar su propio rescate.

Bárbara Espinoza de 19 años, Astrid Torres, de 18 y un adolescente de 16, fueron interceptados la madrugada del 8 de noviembre de 2015, en la vía hacia El Marqués, en el municipio Sucre. Los jóvenes fueron sorprendidos por los maleantes que los siguió desde la discoteca Holic, en Las Mercedes. Desde allí iniciaron las comunicaciones con sus parientes para solicitarles una fuerte suma de dólares.

A los padres de dos de los secuestrados les exigieron entre 50 mil y 70 mil dólares a cambio de los jóvenes. La liberación se produjo una vez que los secuestradores notaron que Espinoza era hijastra del Comisario Ramón Silva Torcat, director de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), en Venezuela.

Comentarios

comentarios