article-thumb
   

Madre implora justicia a Maduro por el asesinato de su hija en Nueva Esparta

Lysaura Fuentes

Caracas, 09 de enero.- Carmen Zerpa, madre de Dhanna Zuyen Aponte Zerpa, de 28 años de edad, que fue hallada muerta el pasado 21 de diciembre de 2016 desnuda dentro de un tanque de agua en el patio de su casa, situada en el sector La Auyama, municipio Maneiro,  en el estado Nueva Esparta, “imploró” justicia al presidente de la República, Nicolás Maduro, por el asesinato de su hija.

“Mi hija fue estrangulada, robada, violentada dentro de su hogar para ser trasladada muerta por el pasillo de su piso, bajar las escaleras, atravesar la planta baja hasta llevarla al final del patio, subirla por un andamio, correr la tapa de concreto pesado del tanque y dejarla allí escondida durante casi 24 horas donde fue encontrada. Pido justicia y atención humana ante este crimen en el cual no hay detenidos ni responsables hasta la presente fecha”, dijo la dama por medio de su carta.

Zerpa manifestó en el texto “pido por favor que se haga justicia y que las autoridades se avoquen a investigar este crimen y a cuidar el valor de la vida de todas las mujeres que vivimos en estado de vulnerabilidad y de debilidad ante la impunidad y la violencia”.

A continuación la carta completa de la madre de la infortunada:

IMPLORO JUSTICIA PARA MI HIJA DHANNA 

Señores: Presidente de la República Asamblea Nacional de la República Fiscalía General de la República Instituciones defensoras de los derechos de la mujer y contra la violencia de género Prensa Regional y Nacional, Comunidad de Nueva Esparta, madres, hijas, hermanas y familias venezolanas. Respetados señores:

Pido, clamo e imploro desde el fondo de mi alma me ayuden a activar la investigación y esclarecimiento del asesinato de mi hija DHANNA ZUYEN APONTE ZERPA de veintiocho años, que el día 21 de diciembre del 2016 fue hallada desnuda y sin vida dentro de un tanque de agua de concreto de 2 metros de altura ubicado en el patio de la casa residencia donde vivía desde hace 4 años.

Mi hija fue estrangulada, robada, violentada dentro de su hogar para ser trasladada muerta por el pasillo de su piso, bajar las escaleras, atravesar la planta baja hasta llevarla al final del patio, subirla por un andamio, correr la tapa de concreto pesado del tanque y dejarla ahí escondida durante casi 24 horas donde fue encontrada. Pido justicia y atención humana ante este crimen en el cual no hay detenidos ni responsables hasta la presente fecha.

DHANNA era la vendedora estrella del Hotel HIPOCAMPUS, fue sobreviviente de un cáncer ovárico, superó sus dolencias de salud y el saber que no podía ser madre. Mi hija se sobrepuso a todos los dolores y todos los complejos humanos y sociales del cáncer, estaba llena de vida, de ilusiones y de proyectos. Vivía el florecimiento de un nuevo romance. Mi hija representa el espíritu de todas las mujeres luchadoras, emprendedoras y honestas de Venezuela. Tanto de las vivas como de las que se han ido por causa del crimen en nuestro país.

Pido por favor que se haga justicia y que las autoridades se avoquen a investigar este crimen y a cuidar el valor de la vida de todas las mujeres que vivimos en estado de vulnerabilidad y de debilidad ante la impunidad y la violencia. Los asesinos están sueltos en margarita. Hay una sociedad de cómplices sin conciencia. Mi hija descansa en paz y ni la justicia la devolverá a este plano. Pero es muy importante hacer lo correcto y salvar de peligros de muerte a más hijas inocentes. Pido como madre la ayuda, el apoyo y la solidaridad de toda la comunidad neoespartana y nacional para replicar junto a mí la petición de justicia para Dhanna.

Comentarios

comentarios