article-thumb
   

“En los días buenos comemos arroz con mantequilla”, relata madre marabina

Daniel Santos

El Cooperante.- Jhan Marcos, tiene tres años de edad y pesa cuatro kilos. Esta caso forma parte de los miles que se viven en Venezuela, donde los problemas de salud afectan a los más vulnerables: los niños. Jhan convive con su madre embarazada de siete meses y sus otros cinco hermanos en el sector de Las Trinitarias en Maracaibo, estado Zulia, todos también sufren por la fuerte crisis en el país.

El diario La Verdad de Maracaibo, refleja los males que enfrenta Jhan Marcos: meningitis, epilepsia, encefalopatía estática, tetraplejia espástica, demora motora y cataratas. Su madre, Karelys Lozano, y los niños comen arroz con mantequilla “en los días buenos” y en los malos “aire o sopa de mentira”. 

Lozano relata que se separó de su esposo por violencia doméstica, desde entonces les llena el estómago a sus hijos con “un invento o sopa de mentira” como harina de maíz sola cocida, mientras que Jhan Marco consume “agua de sopa o fororo sin leche”.  Sin embargo, desde hace un año la familia come lo que les vende la bolsa de Mercal y el pago lo obtiene con la venta de ropa íntima.

Hace más de un año que un especialista no consulta a Jhan Marco, y Lozano señala lo difícil de salir del sector popular con el niño. Asimismo, justificó su embarazo a la falta de anticonceptivos y al solicitar la esterilización en algún centro de salud público de Maracaibo le dicen que “ni en el Hospital Universitario o el Chiquinquirá hay cesárea planificada”.

Comentarios

comentarios