article-thumb
   

Maduro presiona a Santos para evitar extradición de narco del “Cartel de los Soles” al imperio

Christhian Colina

El Nuevo Herald.- El régimen de Nicolás Maduro ejerce presión sobre el Gobierno de Juan Manuel Santos para que no extradite a Estados Unidos al capitán venezolano Yazenky Antonio Lamas Rondón, quien fue arrestado el mes pasado en Colombia bajo sospecha de que es un importante personaje dentro del Cartel de los Soles, que controla en narcotráfico en Venezuela.

Lamas Rondón, quien en algún momento se desempeñó como piloto de la primera dama Cilia Flores, fue arrestado por las autoridades colombianas bajo pedido de la Agencia de Lucha Contra las Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), organismo que inicio el mes pasado los trámites de extradición.

El oficial venezolano es considerado como una ficha clave dentro del cartel que -de declararse culpable y colaborar con las autoridades de Estados Unidos- podría brindar extensos detalles sobre el funcionamiento de la organización de narcotraficantes y la participación en las operaciones de altos personajes del chavismo. Y Maduro está haciendo todo lo posible para que eso no suceda, dijeron El Nuevo Herald personas cercanas a la situación.

Según las fuentes, el gobernante venezolano aprovechó un encuentro en La Habana para comunicarle a Santos que pronto le pediría un favor. La manifestación fue hecha durante la firma del Acuerdo del Cese al Fuego con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, proceso en el cual Maduro jugó un crucial papel. Pero en qué consistía ese favor no le fue comunicado en La Habana, sino la semana siguiente en Caracas, durante la visita de una misión colombiana encabezada por el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dijeron las fuentes.

“Fue allí que le dijeron a un enviado de Santos en qué consistía el pedido. Les pidieron que hicieran todo lo posible para que Lamas Rondón no fuese enviado a Estados Unidos”, dijo una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato. Las investigaciones de las autoridades estadounidenses apuntan a que Lamas Rondón jugaba un papel clave en las operaciones del cartel, coordinando la salida de los aviones cargados de droga con destino a Haití, Honduras y República Dominicana.

Él manejaba y coordinaba la salida de los aviones cargados con droga del cartel. No piloteaba los aviones, sino que los coordinaba, entregando a los pilotos los códigos para que pudieran trasladarse dentro del país, apareciendo en los radares como vuelos comerciales”, explicó en junio otra de las fuentes cercanas al caso. “Él estaba estrechamente vinculado a algunos de los más altos oficiales de las Fuerzas Armadas venezolanas y operaba directamente con algunos de los principales actores del cartel”, agregó.

Lamas Rondón, de 36 años, era quien gestionaba la obtención de los códigos de vuelo de las aeronaves que llevan drogas para que cuando los controladores aéreos las detectaran en los radares, aparecieran como vuelos autorizados. Según información suministrada por el diario El Tiempo de Bogotá, la solicitud de detención presentada por Estados Unidos a las autoridades colombianas atribuye a Lamas Rondón responsabilidad en el envío de un cargamento de 1.600 kilos de cocaína, que partió desde el estado venezolano de Apure con destino a Honduras.

Pero el hombre estaría implicado “en más de un centenar” de vuelos similares que cargaban droga para el cartel, indicó el rotativo. “Lamas, según la Corte del distrito de Columbia, es el ‘enlace aeronáutico’ de los narcos que usan ese país como plataforma de envíos”, reportó el diario. “La solicitud de Circular Roja a Interpol la hicimos cuando estuvimos seguros de que había salido de Venezuela y que lo podíamos capturar en cualquier país de los 190 que mantienen el convenio. Haberla solicitado antes era ponerlo en alerta y nunca habría salido de Venezuela”, declaró una fuente cercana a la investigación a la publicación colombiana.

Gran parte de los vuelos presuntamente coordinados por Lamas Rondón partían desde Apure y luego se dirigían hacia Centroamérica y el Caribe. Esa información coincide con el testimonio que había sido suministrado previamente por el narcotraficante Walid Makled, quien dijo en una entrevista con Univisión en el 2010 que el cartel enviaba hasta cinco vuelos diarios cargados con droga desde Apure. Makled, quien al igual que Lamas Rondón fue arrestado en Colombia, también se encontró en el centro de una pugna entre Estados Unidos y Venezuela por su extradición.

Al final, Makled terminó siendo extraditado a Venezuela bajo el argumento de que Caracas lo solicitó primero y que era prioridad extraditarlo al vecino país por el delito más grave de homicidio frente a los cargos por narcotráfico que enfrentaba en Estados Unidos.

Puede leer el reportaje íntegro de El Nuevo Herald aquí.

Comentarios

comentarios