article-thumb
   

Mario Isea dice que Maduro no insultó a Rajoy: “Se defiende de una campaña de injurias”

Christhian Colina

Efe.- El embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, aseguró este viernes que su Gobierno se defiende de una “campaña” de “injurias” de partidos de derecha españoles que tratan desacreditar al país latinoamericano, a la que se han unido cargos del Ejecutivo español con declaraciones que “practican la injerencia”.

Lea también – ¡No aguantan a Maduro! Cancillería de España cita por quinta vez a Mario Isea

Isea transmitió este mensaje en la reunión que mantuvo este viernes en el Ministerio de Asuntos Exteriores español, al que fue convocado después de que el presidente Nicolás Maduro llamara “racista, basura corrupta y basura colonialista” al presidente de Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, según señala en un comunicado la embajada venezolana en Madrid.

Lea también – Maduro llama “basura corrupta” a Mariano Rajoy por apoyar la Ley de Amnistía

El Ejecutivo español ha calificado estas declaraciones como “intolerables insultos” y ha llamado a consultas a su embajador en Caracas, Antonio Pérez Hernández, en un episodio más de tensión de las relaciones entre ambos países. El apoyo de políticos españoles a la Ley de Amnistía promovida en la Asamblea Nacional tiene por objetivo “descalificar” a la justicia venezolana, algo que a su juicio “estimula” a la oposición del país a seguir “la senda de la violencia” con el objetivo de “derrocar a un gobierno democrático”, denuncia.

Lea también – Gobierno español llama a su embajador en Caracas por insultos de Maduro

De hecho, la Ley Amnistía aprobada “viola” todo ordenamiento y derecho internacional relativa a amnistías, ya que perdona delitos de toda clase, como el terrorismo, según denuncia. “Pareciera que algunos actores políticos de España no tuvieran problemas que atender, por eso el presidente Maduro con toda razón ha dicho que cada quien se ocupe de sus problemas”, indica Isea.

En la reunión mantenida este viernes, Isea ratificó la voluntad de Venezuela de mantener buenas relaciones con todos los países pero siempre con respeto a su “soberanía” y no en un clima de “permanente de descrédito” cuyo objetivo es “controlar” a América Latina y especialmente a Venezuela, que se ha atrevido a impulsar un modelo que “desafía el imperialismo norteamericano”, apostilló.

Comentarios

comentarios