article-thumb
   

Chavismo considera suspender elecciones de gobernadores por “falta de recursos”

Christhian Colina

El Nuevo Herald.- El régimen de Nicolás Maduro está considerando la posibilidad de suspender las elecciones regionales programadas para diciembre próximo ante el riesgo de que la oposición tome el control de todas las gobernaciones del país, lo que desmantelaría un importante esquema de recompensas que mantiene la lealtad de militares claves.

Fuentes cercanas a la situación dijeron a el Nuevo Herald que la propuesta está siendo promovida por sectores que están preocupados ante los problemas que generaría que las gobernaciones pasaran a manos de la oposición, especialmente la forzada salida de algunos de los oficiales más representativos de la logia militar que acompañó al fallecido presidente Hugo Chávez en las conspiraciones y las intentonas golpistas de 1992.

Algunos de los integrantes claves de esa agrupación, conocida en Venezuela como el grupo 4F, se consideran a ellos mismos como los verdaderos herederos de Chávez y acusan a Maduro de haber traicionado el legado del líder revolucionario, lo que ha puesto en riesgo la sostenibilidad del movimiento.

La periodista Nitu Pérez Osuna explica por qué el gobierno de Venezuela debe ser considerado una dictadura con visos de democracia. Recientemente, explica Pérez Osuna, el mandatario Nicolás Maduro amenazó con emitir un decreto que evite los “saboteos” de la Asamblea Nacional, cuyas decisiones han sido vetadas por el Tribunal Supremo que está controlado por magistrados afines al chavismo. Finalmente el gobernante venezolano emitió el decreto el martes.

El argumento que está siendo contemplado para justificar la suspensión de las elecciones es la crisis económica, explicó una de las fuentes que habló bajo condición de anonimato. “La idea es decir que no hay dinero para realizar las elecciones”, dijo la fuente.

El presidente Nicolás Maduro recientemente llamó a a sus seguidores a declarase en rebelión si lo sacan del poder. Según el exembajador Diego Arria, estas declaraciones son graves ya que Maduro está llamando al rompimiento de los principios democráticos del país. Esta amenaza es seria, y como tal la Asamblea Nacional debe denunciarlo, añadió el ex representante venezolano ante la ONU.

En declaraciones recientes, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, advirtió que el régimen prepara la posposición temiendo un rotundo fracaso electoral. “Ellos saben que si se van a cualquier comicios, van a resultar absolutamente perdedores”, ratificó Ramos Allup, en entrevista con el periodista Vladimir Villegas. “Yo creo que el gobierno está cerrando las vías democráticas para evitar cualquier consulta popular, porque saben que su derrota será peor que la ocurrida el 6 de diciembre. Están esperando por un milagro que no va a llegar, este desastre no va a mejorar, ni con el petróleo a 100 dólares”, añadió.

Las probabilidades de una victoria chavista en unas elecciones regionales de diciembre son casi nulas, ya que la popularidad del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) está por debajo del 30 por ciento y la de Maduro, personalmente, no llega al 20 por ciento. “En el supuesto de que haya elecciones, y en las condiciones que está el gobierno actual, es obvio de que van a perder”, aseguró en Miami la analista política Vilma Petrash.

“Históricamente, el ejecutivo en el proceso chavista ha sido el que hala las otras candidaturas. Las candidaturas del chavismo no cuentan individualmente, solo que en este momento ese poder ejecutivo concentrado en las manos de Maduro está actualmente sumamente desprestigiado”, explicó Petrash. Salir fotografiado al lado de Maduro es en la actualidad una carga demasiado pesada para cualquier candidato oficialista, añadió.

Puede leer completo el artículo de El Nuevo Herald aquí.

Comentarios

comentarios