article-thumb
   

¡Migajas! Este año ha llegado 86% menos leche de Argentina y 45% menos de Brasil

Jose G Martinez

José Gregorio Martínez.- Cuando Patricia Tagliaferri compartió un video en YouTube en el que gritaba al mundo como afectaba a su familia la grave situación de escasez, no conocía las alarmantes cifras que dan cuenta del desplome de las importaciones en un país dependiente de los mercados externos, solo sabía que no encontraba leche para su hijo de dos años. Si a alguien le quedaba alguna duda, los números oficiales de los dos principales proveedores de leche: Argentina y Brasil, registran este año una caída en sus exportaciones de lácteos a Venezuela de 86,55% y 45,61%, respectivamente.

El Ministerio de Agricultura de Argentina dejar al descubierto la drástica caída de la capacidad de compra de Venezuela, que durante los últimos años destacó como el primer comprador de leche argentina y en los primeros dos meses de 2016 registró una caída de 86,55% con relación al mismos periodo del año pasado, siendo superado por Brasil, Argelia y Rusia.

Entre enero y febrero de 2015, Caracas compró 14 mil 971 toneladas de productos lácteos a Buenos Aires por un monto de 76 millones 296 mil dólares y este año se redujo a tan solo dos mil 187 toneladas por un monto de 10 millones 264 mil dólares. Durante todo el año 2015, la compra fue de 76 mil 506 toneladas por un valor de 357 millones 420 mil dólares.

La situación afecta gravemente el abastecimiento en Venezuela pero también perjudica la industria láctea argentina e incluso pone en riesgo la estabilidad laboral de los trabajadores de Lácteos Sancor, la segunda productora de leche más grande de Argentina, la cual ha reportado una pérdida de 100 millones de dólares en el primer trimestre del año, en gran medida porque su principal cliente es el Gobierno de Venezuela, según una reseña de El País de España publicada este jueves. La empresa anunció que le urge una reestructuración que puede incluir despidos o la venta de algún sector rentable.

Si bien podría especularse que el giro político que significó la llegada al poder de Mauricio Macri pudo haber influido en la disminución de las relaciones comerciales con Argentina, la compra de leche a Brasil también se ha desplomado en lo que va de año sin que se hubiera producido la separación temporal del cargo de la presidenta Dilma Rousseff.

Aunque en el caso brasilero la caída es menor, no es menos importante, pues no cubre el déficit de compra al mercado argentino, como podría esperarse. El Ministerio de Agricultura de Brasil precisa que entre enero y marzo de 2016, Venezuela compró al gigante sudamericano dos mil 780 toneladas de productos lácteos por un valor de 14 millones 847 mil dólares, mientras que durante el mismo periodo de 2015 la adquisición había sido cuatro mil 695 toneladas por un monto de 27 millones 298 mil dólares, lo que representa una caída de 45,61%. Durante todo el año 2015, Venezuela compró 42 mil 256 toneladas de productos lácteos por un costo total de 238 millones 574 mil dólares.

Las diferencias políticas e ideológicas con el nuevo Gobierno argentino y el Gobierno interino de Brasil podrían significar una mayor caída en la importación de lácteos desde los principales mercados del Mercosur, a lo que se suma una menor disponibilidad de divisas por del desplome de los precios del petróleo.

En datos:

Argentina

2015 (enero-febrero)

76,3 MM US$ = 14.971 toneladas

2016 (enero-febrero)

10,3 MM US$ = 2.187 toneladas

-86,55%

 

Brasil

2015 (enero-febrero-marzo)

27,3 MM US$ = 4.695 toneladas

2016 (enero-febrero-marzo)

14,8 MM US$ = 2.780 toneladas

-45,61%

Comentarios

comentarios