article-thumb
   

Ministerio Público considera que la PNB fomenta el delito al dedicarse al tránsito terrestre

Christhian Colina

El Cooperante.- El director de la Oficina de Política Criminal del Ministerio Público, Rafael González Arias, criticó que los policías en lugar de combatir el delito muchas veces terminan fomentándolo, no solo porque en sus filas tienen antisociales sino porque además no cumplen las funciones que las leyes les asignan.

Vemos que la Policía Nacional está cumpliendo la función de transito terrestre. Vemos que se está desviando una alta cantidad de funcionarios hacia esa función y no hacia la prevención del delito (…) Lo mismo ocurre con el Cicpc, que es una institución que debe concentrarse en la investigación científica del delito. El Cicpc debe concentrarse en las experticias, en la criminalística y en las aportar las pruebas técnicas que den claridad sobre un hecho punible y que pueda conducir a la responsabilidad de una persona”, dijo.

González agregó durante su intervención en el programa “En sintonía con el Ministerio Público” que, “mientras la Policía Nacional está realizando labores de tránsito terrestre, el Cicpc, en vez de estar haciendo labores científicas, está haciendo patrullaje, alcabalas, ejecutando aprehensiones y tiene calabozos en sus sedes con hasta 300 personas. El Cicpc debe ser un organismo lleno de laboratorios, microscopios y de tecnología que permitan establecer científicamente la verdad de lo que se investiga”.

A su juicio, se requiere de una policía proactiva y no reactiva, que actúe sobre los factores que favorecen los hechos punibles antes de que ocurran, “no que se presente con sus sirenas y armas luego de que los hechos se han cometido”. Asimismo, consideró que el surgimiento y proliferación de bandas fuertemente armadas tiene que ver en un porcentaje importante con la descomposición policial”.

Por último, propuso revisar el Código Penal para sacar de él todo el Libro III, el cual prevé faltas como la desobediencia a la autoridad, la no reparación de edificios, el engaño y otras. “Hay que llevar las faltas a la Ley de Justicia de Paz y que sean los jueces de paz los que las conozcan con prontitud”, planteó el experto, quien pidió poner fin a la “inflación penal”, es decir a la constante creación de nuevos delitos, por considerar que “eso favorece la descomposición policial” al facilitar que policías extorsionen a ciudadanos.

Comentarios

comentarios