article-thumb
   

¡Morrocoy de oro! Denuncian paralización de obras asignadas a Oderbrecht en Venezuela

Daniel Santos

Daniel Santos.- El ingeniero Eduardo Paez Pumar denunció este miércoles sobre los retrasos que presentan las obras que fueron asignadas a la empresa brasileña Odebrecht en Veenzuela, sin que se conozcan los términos en los cuales se hicieron dichas contrataciones.

Los contratos que Chávez asignó a Odebrecht incluyen la construcción de la línea 5 del Metro de Caracas, el Metrocable de Mariches, el tramo ferroviario Guarenas-Guatire, la línea 2 del Metro de Los Teques, el tercer puente sobre el río Orinoco, el Cabletren Bolivariano, el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo, la central hidroeléctrica Tocoma, el Proyecto Agrario Integral Socialista José Inácio De Abreu e Lima y la recuperación y optimización de la infraestructura del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Maiquetía.

“La mayoría de esas obras están atrasadas y otras paralizadas. El Cabletren de Petare tuvo movimiento hasta diciembre, por la cuestión electoral, pero este año ha estado parado. El puente sobre el Orinoco tiene más o menos el 60 por ciento ejecutado, y llevan 10 años construyéndolo. Tocoma está paralizada. El ferrocarril Guarenas-Guatire debió ser entregado en 2012”, aseguró Páez Pumar.

“Igual ocurre con el tramo que va de Plaza Venezuela a Miranda, de la línea 5 del Metro, que también debió haber sido terminado en 2012, y apenas se ha inaugurado una estación, la de Bello Monte”, también hay atraso en la construcción de la presa sobre el río Cuira y de la autopista Los Totumos-Santa Lucía-Kempis, proyectos que maneja la firma Camargo Correa, que también está siendo investigada en Brasil.

Contratos fueron asignados sin proyecto previo

El ingeniero Páez Pumar señaló que en el caso de la empresa Oderbrecht, los contratos fueron asignados sin un contrato previo, y que por eso no se puede conocer que acuerdos se establecieron, asimismo, antes de 1998 el Metro de Caracas desarrollaba la estrategia de desarrollar las líneas del sistema con diferentes empresas constructoras y no con una sola.

 “En este momento hay una depresión económica muy grande y es probable que el gobierno esté retrasado en los pagos. Pero eso es algo que tampoco podemos saber porque no hay información al respecto”, concluyó. 

Comentarios

comentarios