article-thumb
   

MUD prepara movilización para jornada del 20% ante “distribución sesgada” de centros electorales

Jose Monagas

NP.- La Unidad Democrática tiene definida la estrategia y organización para apoyar a los ocho millones de venezolanos que, estima, se movilizarán en todo el país entre el 26 y 28 de este mes para manifestar su voluntad de que se convoque este año el referendo revocatorio al mandato del presidente Nicolás Maduro, informó Vicente Bello, representante de la alianza partidista opositora ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Bello señaló que la negativa del CNE a reubicar poco más de 300 centros electorales para la próxima etapa del referendo revocatorio (RR), solicitado por la Unidad, es otro más pero no el último de los obstáculos que ha puesto el ente electoral para impedir a los venezolanos el ejercicio de su derecho político a decidir si Maduro continúa o no en el palacio de Misia Jacinta, como se llamó antes la actual sede del gobierno.

El CNE hizo una distribución completamente sesgada de los centros electorales. Esta es una limitación adicional a todos los obstáculos que ya había colocado”, indicó Bello en declaraciones a Prensa Unidad Venezuela.

Los centros de votación más grandes y que están ubicados en zonas de fácil acceso con transporte público, no fueron habilitados. “Solo por la enorme presión que ejerció la Unidad se activaron algunos, entre ellos los liceos Andrés Bello y Fermín Toro, en el municipio Libertador, o el colegio Schonthal en Chacao, pero son excepciones. La mayoría están ubicados en zonas periféricas de las grandes ciudades en las que los ciudadanos se ven afectados también por el problema de inseguridad que existe en el país”, advirtió.

“En algunos ni siquiera hay transporte público de manera directa. Y en el interior del país están ubicados en zonas alejadas, a kilómetros, de las cabeceras o zonas más importantes de los municipios”, añadió.

La Unidad solicitó que los centros estuviesen ubicados donde existe la mayor concentración de electores, por un lado, y en lugares donde hubiera más fácil acceso y de movilización con transporte público. “Pero el CNE se negó a aceptarlo argumentando que ellos lo que deben garantizar es que exista la cantidad de centros necesarios para que se pueda recoger el 20 %”, acotó.

La infraestructura electoral dispuesta por el CNE incluye 5.392 máquinas distribuidas en 1.356 centros de votación que funcionaran en todo el país del 26 al 28 de octubre, entre las 8 y 12 de la mañana y la 1 y 4 de la tarde. “Ellos dicen que esa cantidad da para que se recojan 5 millones de manifestaciones de voluntad, y se niegan a cualquier reubicación de los centros. No nos queda más remedio que avanzar en esa dirección”, apuntó.

Cada minuto cuenta
La Unidad también ha echado sus numeritos y sus proyecciones le permiten ser optimistas en cuanto a que alcanzarán más de las 3.893.128 manifestaciones de voluntad necesarias, equivalentes al 20 % del total de inscritos en el registro electoral, único requisito establecido por el artículo 72 de la Constitución.

Según Bello, las encuestas arrojan que entre 10 y 12 millones de venezolanos están dispuestos a manifestar su voluntad. De ese monto, la Unidad estima que al menos ocho millones harán el esfuerzo para ejercer su derecho a expresarse.

“Sabemos que no todos lo lograrán debido a los obstáculos que ha puesto el CNE. Pero si nuestra estrategia se cumple como lo hemos previsto, alcanzaremos seis millones de manifestaciones de voluntad”, aseguró.

“Necesitamos que se movilice la mitad de las personas que votaron por la Unidad en las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre, y eso es posible hacerlo (…) El CNE ha establecido una estrategia para desanimar a los electores, pero la crisis existe y continúa agravándose, y no se va a resolver en los próximos meses. La salida menos costosa para el pueblo venezolano es el referendo revocatorio, porque es la que implica menos riesgos de violencia y de muerte, cosa que nadie desea”, aseguró.

Entre un minuto y un minuto con 20 segundos es el tiempo promedio que los técnicos han estimado que tardará cada persona para ejercer su derecho.

“Si todo funciona normalmente, ese tiempo es suficiente para alcanzar la meta. Pero para eso se requiere que tengamos un flujo permanente de electores en la máquina de votación, de manera que tan pronto salga uno entre de inmediato el siguiente”, dijo.

Comentarios

comentarios