article-thumb
   

Nadador gringo pagará multa de USD 10.800 a Brasil para retornar al imperio tras escándalo

Christhian Colina

EFE.- El nadador estadounidense James Feigen deberá pagar una multa de 10.800 dólares para que la justicia autorice su regreso a Estados Unidos después del polémico incidente que protagonizaron el domingo pasado en Río de Janeiro. La justicia brasileña fijó el jueves cargos contra Feigen por “falsa comunicación de crimen” y selló un acuerdo después de una audiencia de cuatro horas, en la que su defensa se comprometió a pagar la multa.

Lea también – Pelé se une a Temer y tampoco será parte de la ceremonia de clausura de los Juegos de Río

En dinero será empleado para comprar material deportivo, el cual será destinado al instituto Reação, una ONG situada en una favela de la zona sur de Río de Janeiro que enseña judo a niños y adolescentes. La justicia brasileña había retenido el pasaporte de Feigen y de los también nadadores Gunnar Bentz y Jack Conger mientras se aclaraban las circunstancias del supuesto asalto, que en realidad fue una invención de los atletas.

La investigación ha demostrado que Bentz, Jack Conger, James Feigem y Ryan Lochte estuvieron en la fiesta acompañados por tres mujeres y que, cuando regresaban a la villa olímpica, pararon en una gasolinera próxima, en Barra de Tijuca, y provocaron destrozos y un enfrentamiento con los empleados y guardias de seguridad. Los atletas atribuyeron la invención al doce veces medallista olímpico Lochte, quien llegó a aparecer en la televisión estadounidense relatando el supuesto asalto a punta de pistola en Río de Janeiro.

(Foto: GETTY IMAGES)
(Foto: GETTY IMAGES)

Lochte pide disculpas pero insiste en que fue extorsionado con un arma

El estadounidense Ryan Lochte pidió este jueves disculpas públicamente por los incidentes que protagonizó el pasado fin de semana y que el nadador intentó justificar inicialmente con un falso atraco a punta de pistola.

Quiero pedir disculpas por mi comportamiento durante el pasado fin de semana por no ser más cuidadoso y sincero al describir los acontecimientos que sucedieron aquella madrugada y por mi papel en apartar los focos de tantos atletas que están cumpliendo sus sueños al participar en los Juegos Olímpicos. (…) Es traumático estar tarde con tus amigos en un país extranjero, con la barrera del lenguaje, y tener a un extraño apuntándote con una pistola y pidiéndote dinero para dejare marchar”, señaló a través de un comunicado.

Comentarios

comentarios