article-thumb
   

Narcosobrinos habían acordado pagar $12 mil a Farc por droga que llevarían a EE.UU.

Christhian Colina

Miami Diario.- La confesión del sobrino de la pareja presidencial de Venezuela, Franqui Francisco Flores de Freitas, durante el vuelo Puerto Príncipe-Nueva York el 10 de noviembre de 2015, confirma que el grupo terrorista Farc sigue siendo un proveedor confiable de droga en América Latina, que dicha organización opera en Venezuela y que los familiares de los poderosos del Gobierno venezolano actúan con absoluta impunidad dentro de la esfera pública y privada.

Lea también – Fiscalía de Nueva York busca blindar argumentos contra los narcosobrinos de Cilia

Otro de los elementos que resalta en la documentación entregada por el gobierno norteamericano a la corte federal de Manhattan es que existen varios grupos moviendo narcóticos en Venezuela. Franqui Francisco Flores de Freitas aseguró que él y su primo iban a “procurar la droga ellos mismos”, y que iban a pagar 12 mil dólares americanos por la cocaína que enviarían a Norteamérica.

Lea también – Fiscal gringo rechaza pena mínima para narcosobrinos: Pide al juez cadena perpetua

Franqui Francisco Flores de Freitas confesó al agente especial de la DEA, Sandalio González que entró al negocio del narcotráfico “para hacer dinero”. Este sobrino de la primera dama venezolana fue más pragmático cuando la DEA le preguntó cuál era el monto de la ganancia que obtendría de ésta operación que incluía transportar 800 kilos de cocaína desde Venezuela hasta los Estados Unidos, vía Honduras y México. Flores de Freitas respondió que “la transacción generaba ganancias por el orden de los cinco millones de dólares  de los cuales aproximadamente 560 mil dólares fue para él”.

Lea también – AN investigará caso de los narcosobrinos: Pedirán a embajada gringa entregar pruebas

Cuando el agente González pidió a Flores de Freitas descomponer la transacción y Flores indicó que 400 kilogramos pertenecían a “el mexicano”, 100 kilogramos a Efraín (Campo Flores), 100 kilogramos a Flores de Freitas, y 200 kilogramos de “el Gocho.” De inmediato González le pidió a Flores de Freitas cuál era el precio que habían pagado por la cocaína y el acusado declaró que “El mexicano” estaba pagando $ 12.000 americanos.

Seguidamente, González inquirió a Flores de Freitas si sabía a dónde iba la cocaína y el imputado declaró que “el mexicano” les había dicho que la droga iba a México y de allí era llevada a muchas otras ciudades dentro de los Estados Unidos. Otra de las noticias que surgieron en el interrogatorio fue el origen de la cocaína, ya que Flores de Freitas informó a la DEA que la droga era proveída por las Farc y que ellos mismos la obtendrían, sin intermediarios.

Según la confesión de Flores de Freitas, los detalles de esta operación sólo eran conocidos por ellos mismos y por sus guardaespaldas, “quienes los iban ayudar a cargar la cocaína en el avión”. El agente de la DEA pidió Flores de Freitas si estaban pensando en pedir ayuda a los funcionarios militares y declaró que no lo iban hacer, porque no la necesitaban.

Puede leer el reportaje íntegro publicado por Miami Diario aquí.

 

Comentarios

comentarios