article-thumb
   

“Ni una empanada”: El lujo de desayunar en la calle que duele en el bolsillo

El Cooperante

Caracas, 6 de septiembre.- El alto costo de la vida en Venezuela ha hecho que hasta desayunar en la calle sea considerado un lujo que pocos se pueden dar. Comer una empanada, una arepa o cachito con un jugo, una malta o un un café puede suponer un gasto de seis mil bolívares, equivalente al 71,8% de un día de sueldo para quien gana salario mínimo.

Leer también: Guisos a flor de piel: por cada kilo de MexiCLAP se puede pagar 5 harina PAN

Jesús Mendoza es uno de los pocos venezolanos que se puede dar este lujo, no porque tenga un salario superior al mínimo (ubicado actualmente en Bs. 250.531), sino porque trabaja en un establecimiento de comida. Aun así, reconoce que el dinero no alcanza para comer todos los días en la calle. “Dos empanadas y un jugo son 10 mil bolívares y uno no gana eso diario”, dijo.

El precio de una empanada en Caracas varía entre 2.800 y 3.200 bolívares, dependiendo de la zona. Los cachitos y los pastelitos tienen un costo de Bs. 3.900 y Bs. 4.500 (dependiendo si es jamón y queso, solo jamón o solo queso). Existe también quienes suelen desayunar pizzas y una unidad cuesta Bs. 4.500.

La arepa también es muy demandada, pero su valor sobrepasa los seis mil bolívares, dependiendo de su contorno. Con queso, el precio a pagar es de Bs. 6.500; jamón, Bs.7.500; mixta, Bs. 10.000; queso amarillo, Bs. 9.500; mixta con amarillo, Bs. 12.000. En otro establecimiento de una reconocida cadena de comida, un combo de arepa andina con carne mechada y queso cuesta Bs. 25.900; uno criollo, que incluye carne mechada, huevos y caraota; Bs. 19.900. 

También hay otras opciones para desayunos como sándwich, que pueden costar desde Bs. 6.500 hasta Bs. 25.900, así como panquecas, a Bs. 8.900.

A esto hay que sumarle los gastos de las bebidas:   Bs. 2.200 y Bs. 2.600 de una malta en botella retornable o lata; los Bs. 1.500 y Bs. 3.200 de un café pequeño o grande, y los Bs. 2.300 y hasta Bs. 5.500 de un jugo (natural, en lata o batido).

En promedio, un desayuno en la calle consta de dos empanadas, un jugo o una malta, lo que significaría un gasto Bs. 8.200, casi los Bs. 8.351 del sueldo diario. Una persona que coma fuera de casa cinco días a la semana (lunes a viernes) durante un mes, tendría que necesitar 164.000 bolívares, lo que representa el 65,46% del salario mínimo.

Que una empanada cueste tres mil bolívares es mucho dinero. Si seguimos así ya no podremos comernos ni una empanada. Si desayunas un día en la calle, sabes que ya no puedes volver hacerlo otro día porque después no te alcanza el dinero para el resto de tus gastos”, contó Wilmer Peña, quien -contó- suele empezar el día con una arepa con huevos revueltos, tostadas o con galleta de soda.

“Se come lo que se consigue”

Aidé Reinosa es una de las venezolanas que prefiere desayunar en casa, ya sea arepas, plátanos sancochados o pan; sin embargo, cuando le toca salir temprano y no le da chance de preparar algo para iniciar el día, come en la calle. En su casa no puede faltar el pan, por lo que le toca hacer colas en las panaderías para llevar este sustento a su hogar.

El contorno para acompañar los carbohidratos puede ser queso, jamón, huevos o el resto de carne o pollo que haya quedado en el almuerzo del día anterior. Cuando en su casa falta el pan o la harina de la maíz, opta por las cachapas, el plátano sancochado o las galletas de soda; trata de que en su mesa no falte la comida más importante del día, pues -como dijo- “se come lo que se consigue“.

En el caso de Cecilia Henríquez, el panorama es diferente. Ella es una madre soltera que vive en una barriada de Caracas y en ocasiones han tenido que desayunar yuca sola, mientras que otros días han quedado con el estómago vacío hasta la hora del almuerzo.

El último reporte del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas), en julio, ubicó el precio de la Canasta Alimentaria Familiar en un millón 443 mil 634 bolívares con 25 céntimos.

Comentarios

comentarios