article-thumb
   

Oposición en Grecia no permitirá “un régimen totalitario”: “No hay espacio para un Maduro”

Vanessa Navas

EFE.- El líder del partido conservador griego Nueva Democracia, Kyriakos Mitsotakis, aseguró hoy que la caída del Gobierno de Alexis Tsipras es una “necesidad histórica” y presentó su “hoja de ruta” para sacar a Grecia de la crisis.

El presidente de la principal fuerza de la oposición hizo estas declaraciones en el discurso anual que ofrecen todos los líderes políticos durante la Feria industrial de Salónica, en el norte de Grecia.

Mitsotakis se comprometió a “hacer todo lo posible” para sacar al país de la crisis, aunque aseveró que no va a hacer “falsas promesas” sobre “dinero que no existe”.

“Estoy aquí para hablar de unas condiciones de desarrollo participativo que conduzcan a la restauración de la economía nacional y a garantizar la prosperidad de los ciudadanos griegos”, dijo.

El líder conservador criticó duramente al primer ministro Tsipras, líder del partido izquierdista Syriza, por “no haber aprendido nada de sus fantasías incumplidas” y aseguró que sigue “dividiendo al país con sus palabras y acciones”.

Además de hacer promesas “poco realistas”, Tsipras “no sabe, no puede y no quiere cambiar de dirección”, denunció.

Por ello, continuó, “con el Gobierno de Syriza la recuperación no puede suceder nunca”.

Mitsotakis declaró que si accede al Gobierno se acabará el “o nosotros o el fin” que, según sus palabras, predicaba el partido izquierdista, pues “para superar la crisis todos los ciudadanos, independientemente de su afiliación política, deben estar de acuerdo en dirigir la mirada hacia el futuro”.

“Sólo una economía social de mercado puede generar riqueza para todos, atraer inversiones, crear nuevos puestos de trabajo”, afirmó Mitsotakis, “y sólo un Estado fuerte y eficaz, libre de la lógica clientelista, puede facilitar la distribución justa de esta riqueza”.

Para el dirigente conservador la “hoja de ruta” hacia la recuperación pasa por el “relanzamiento de la empresa” y la “creación de puestos de trabajo” que llegarán con la “atracción de inversiones” y no, apostilló, “con la contratación de funcionarios públicos”.

Grecia, según Mitsotakis, necesita volver a atraer capital extranjero y potenciar las exportaciones, con las que calcula que es posible volver “al crecimiento de alrededor del 4 % desde 2018 en adelante, y la creación de 120.000 puestos de trabajo al año”, y también prometió bajadas de impuestos a particulares y empresas.

El presidente de Nueva Democracia habló de la necesidad de llegar “a un nuevo acuerdo con los acreedores” que pase por dos caminos: “la reducción de las metas de superávit primario a partir de 2018 del 3,5 % al 2 %” y “una reforma tributaria que reduzca los impuestos, acompañada de una reducción prevista del gasto y de la mejora en la recaudación”.

“Nosotros no chantajeamos”, dijo en referencia a la manera de negociar del Gobierno de Syriza, “por eso nuestras propuestas serán aceptadas” por los organismos acreedores.

Por último, el líder conservador criticó la reciente subasta de cuatro licencias televisivas exclusivas a nivel nacional por parte del Gobierno, al asegurar que son “una manera de controlar la información”.

Añadió que no permitirá que Grecia se transforme en un “régimen autoritario” y aseguró que en el país “no hay espacio para un (Nicolás) Maduro”, en alusión al presidente de Venezuela.

Una encuesta publicada hoy por la prensa helena muestra que Nueva Democracia aventaja en siete puntos en intención de voto a Syriza, aunque tanto Mitsotakis como Tsiprascuentan con un fuerte rechazo entre el electorado.

Comentarios

comentarios