article-thumb

Normalidad y alta participación durante las elecciones en Galicia y el País Vasco

Alejandro Carranza

EFE.- Las elecciones regionales en Galicia y el País Vasco transcurren, a media jornada, con normalidad y una mayor afluencia a las urnasrespecto a las celebradas en 2012, en una día decisivo para intentar aclarar el panorama político español.

Al mediodía, el índice de participación en Galicia se situaba en el 14,97 por ciento, 2,2 puntos por encima de 2012, mientras que en el País Vasco había votado el 15,4 por ciento, 0,6 más que en los anteriores comicios celebrados ese mismo año. Tan sólo la Ertzaintza (policía vasca) ha retirado pasquines y algunos carteles de contenido político en colegios electorales de dos localidades, mientras que en Galicia se produjeron pequeños percances relacionados con retrasos y falta de material en las mesas.

En el País Vasco se trata de los segundos comicios autonómicos sin la amenaza de ETA, que anunció el fin definitivo de la lucha armada en 2011. En Galicia son más de 2,2 millones los llamados a votar en las casi cuatro mil mesas electorales que están repartidas por la geografía de la comunidad autónoma, a los que hay que sumar los casi 450.000 residentes en el extranjero, una buena parte de ellos en Latinoamérica.

Los sondeos previos a las elecciones auguraban el triunfo de los partidos que actualmente gobiernan en ambas regiones: el PP en Galicia y el PNV en el País Vasco. Estas elecciones se producen en un escenario de interinidad en la política española desde las elecciones legislativas de diciembre de 2015, que depararon un Congreso fragmentado que, con escasa variación, se repitió en los comicios de junio pasado.

Comentarios

comentarios