article-thumb
   

Víctimas y activistas denunciaron en la OEA la “tortura sistemática” de Maduro

El Cooperante

Washington, 14 de septiembre. EFE.- Víctimas y activistas denunciaron este jueves ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) la “tortura sistemática” del Gobierno de Nicolás Maduro a los detenidos por motivos políticos, en la primera audiencia sobre los posibles crímenes de lesa humanidad cometidos en Venezuela.

Lea también: Viuda de Alejandro Márquez denunció en la OEA que su esposo murió a manos de la GN en 2014

Estoy aquí para que se haga justicia, porque sé que nada va a devolverle la vida, y para que su nombre quede limpio como ese gran ser humano que fue”, se presentó la venezolana Johanna Aguirre, que perdió a su marido, José Alejandro Márquez, hace tres años. En su camiseta el rostro estampado de su esposo y en su voz el temblor al recordar los duros tres días que pasaron entre su detención por la Guardia Nacional de Venezuela y su muerte por traumatismo craneoencefálico en una clínica privada.

Foto: EFE

Márquez, ingeniero, participaba en una protesta opositora cuando un agente le pidió que le entregara el celular con el que estaba grabando la actuación policial. Él se negó y en su huida corriendo se cayó y se golpeó la cabeza, tras lo cual le detuvieron.

“Fue golpeado brutalmente, los golpes fueron los que ocasionaron su muerte y no una caída como se trataba de hacer ver en la autopsia inicial”, relató Aguirre a Efe al término de la primera de las audiencias con las que la OEA determinará si hay fundamento para denunciar al Gobierno venezolano ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Su testimonio fue el más emotivo de los cuatro que se presentaron ante el exfiscal de la CPI Luis Moreno Ocampo, nombrado en julio pasado como asesor especial para crímenes de lesa humanidad por el secretario general de la OEA, Luis Almagro. El abogado argentino, que no cobra por este trabajo, estará a cargo de todas las sesiones y será, por tanto, quien, modere y pregunte en las intervenciones de los denunciantes.

Foto: EFE

“La presencia de las víctimas es fundamental. Detrás de cada cifra, de cada caso citado, hay una tragedia humana, una vida, una familia con cicatrices profundas que no se borran, defendió en su exposición Francisco Márquez, activista del partido opositor Voluntad Popular, ahora en el exilio tras cuatro meses encarcelado. “Me metieron en una mazmorra pútrida, me dio dengue (…), tuve que presenciar torturas y si lo que están escuchando les desagrada multipliquen eso por miles”, dijo para subrayar que “en este momento mismo se está torturando en Venezuela“.

En una intervención más técnica, el coordinador internacional del Foro Penal, Julio Henríquez, explicó cómo contabilizan el número de presos políticos -676 según su último balance-, una lista que avala la Secretaría General de la OEA. “Hay tres grupos, los que quieren sacar de la política; el más amplio, el de quienes buscan ejercer sus derechos civiles y políticos, y un tercero, para justificar la narrativa y propaganda política”, explicó.

Preguntado por Ocampo acerca de quiénes son los autores de las torturas que denuncia en esas detenciones, Henríquez aseguró que “son víctimas directas de cuerpos de seguridad del Estado o de civiles armados” que se han “confabulado” con ellos o el Gobierno. “Hay un plan de persecución del Gobierno para mantenerse en el poder. Usa mecanismos de represión que se manifiestan no solo en crímenes de lesa humanidad sino en otros adicionales”, resumió.

Le puede interesar: Tamara Suju denunció en la OEA las torturas que aplica el gobierno de Maduro

En el mismo sentido se pronunció la abogada Tamara Suju, que detalló los tipos de tortura más frecuentes. “Desde la tortura psicológica hasta la física. Violencia sexual. Muchos han rebajado entre 15 y 35 kilos”, relató. Este viernes habrá una segunda audiencia con militares exiliados, a la que no acudirá Almagro por estar de viaje de trabajo en México. Las siguientes no están todavía programadas, pero antes del 30 de octubre un panel de expertos analizará la información obtenida.

Si concluyen que hay fundamento para denunciar a Venezuela ante la CPI, estará por ver si es Almagro quien lleva el caso o si lo hace alguno de los 28 Estados de la OEA que son parte del Estatuto de Roma, carta fundacional del tribunal con sede en La Haya (Holanda).

Comentarios

comentarios