article-thumb
   

Olivares tras sentencia del TSJ: “Queda demostrado que no les importa vida de los venezolanos”

Christhian Colina

El Cooperante.- “Con la sentencia queda demostrado que al Gobierno no le importa la vida de los venezolanos por falta de medicinas. Responsabilizamos a Nicolás Maduro de cada muerte que exista de hoy en adelante”, expresó este lunes el diputado a la Asamblea Nacional, José Manuel Olivares (Primero Justicia/Vargas).

Lea también – ¡Complaciendo al jefe! TSJ declara que el Parlamento usurpó funciones de Maduro

“En este país los pacientes en los hospitales protestan todos los días porque no tienen como hacerse sus tratamientos y lamentablemente Maduro sigue anteponiendo la política ante la vida. Hoy madres lloran a sus hijos porque murieron porque no consiguieron medicinas para salvarle las vidas y el gobierno indolente se hace la vista gorda a lo que está pasando”, indicó el también presidente de la Comisión de Salud del Parlamento.

“Señores del Gobierno en la emergencia de los hospitales no te preguntan si eres de un partido o de otro porque la salud, y en Venezuela no hay como atender a los venezolanos, los pacientes con cáncer se están muriendo porque no encuentran las quimioterapias, los diabéticos no encuentran insulina, los hipertensos no encuentran su medicina para el corazón los pacientes con VIH no tienen antiretrovirales y no importa si son rojos, blancos azules o amarillos”, dijo.

Asimismo, consideró que para el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo importante “son los negocios que tienen el Gobierno de Maduro con India, con China, con la República del Islam y la triangulación de Cuba. Juegan con la salud de un país que hoy pasa por una crisis de salud nunca antes vista y quienes pierden son los venezolanos”.

“Es hora de dejar las diferencias políticas a un lado y empezar a trabajar para solucionarle los problemas a la gente, para eso es que estamos acá, porque si no, no tiene sentido”, acotó. Por último, indicó que al declarar inconstitucional la ley, queda demostrado la maldad, la indolencia, el hambre de poder, la falta de conciencia y la falta de corazón, “hoy son una humillación hasta para la ideología por la que militan”.

Comentarios

comentarios