article-thumb
   

Oposición nicaragüense pide “abstención consciente y activa” contra Ortega en presidenciales

Christhian Colina

EFE.- La principal coalición opositora de Nicaragua, que afectada por una serie de fallos judiciales decidió no participar en las próximas elecciones, pidió este lunes a los trabajadores del Estado votar nulo en esos comicios, en los que el presidente, Daniel Ortega, busca una tercera reelección consecutiva.

“Les estamos pidiendo a esos miles de nicaragüenses que trabajan en este Gobierno, por la razón que sea, y que están en contra de esta farsa electoral, que encuentren la forma de burlar el sistema o que voten nulo para que el régimen sepa el rechazo que tiene“, dijo a Efe la dirigente de la Coalición Nacional por la Democracia Violeta Granera.

En un pronunciamiento leído por Granera en rueda de prensa, el bloque opositor instó a los nicaragüenses a protestar de forma “creativa” en esos comicios e hizo un llamado a todos los ciudadanos mayores de 16 años, la edad mínima para votar, a “rechazar este proceso electoral”.

Entre otros, instaron a la población de abstenerse de ir a votar, y, en el caso de empleados públicos, anular su voto en la boleta, ya que este proceso electoral está “viciado desde sus inicios”. Por ello, los opositores propusieron “una abstención consciente y activa” en las elecciones, que calificaron como “carentes de legitimidad democrática”.

Consideraron que abstenerse de ejercer el voto “es el mensaje más contundente que la población puede mandarle al Gobierno” que preside Ortega, que busca su cuarto mandato y tercero consecutivo. Asimismo, hicieron un llamado a los organismos de la sociedad civil, a grupos políticos excluidos y a las asociaciones gremiales “a unirse a la acción desde ya” y a movilizarse de forma cívica “en rechazo a la farsa electoral”.

La coalición opositora que lideraba el Partido Liberal Independiente (PLI), que tenía 24 de los 91 diputados de la Asamblea legislativa, se vio afectada por una reciente decisión de la Corte Suprema de Justicia -controlada por magistrados afines al Gobierno-, que la dejó sin opciones de ir a la contienda electoral por medio de dos fallos judiciales con los que removió su representación legal.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Posteriormente, a finales del mes pasado, el Consejo Supremo Electoral (CSE) resolvió remover a 28 diputados opositores (entre pprincipales y suplentes) de la Asamblea Nacional, una decisión que contó con el aval de la directiva parlamentaria, controlada por el oficialismo. La expulsión dejó prácticamente sin representación parlamentaria a la Coalición Nacional por la Democracia, que desde 2015 protesta en las calles todos los miércoles para exigir elecciones libres, transparentes, incluyentes y con presencia de observadores.

Según ese bloque, los comicios de noviembre serán una “farsa” en la que Ortega se validará gracias a la complicidad del resto de partidos minoritarios que sí competirán con el sandinismo, favorito según los sondeos. El 6 de noviembre próximo los nicaragüenses elegirán a un nuevo presidente, vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Comentarios

comentarios