article-thumb
   

“Para que OEA considere Carta Democrática se requiere apoyo de otro país”, dice experto

Christhian Colina

El Cooperante.- “Cada día estamos observando, con mayor nitidez, que es casi un hecho el tema de la consideración de Venezuela en la Organización de Estados Americanos dentro de la invocación de la Carta Democrática”, quien augura tal escenario es el internacionalista Carlos Romero, al ser consultado sobre la posibilidad de que la OEA active el citado instrumento.

“Si observamos el deterioro político y económico del país y la manipulación que ha hecho el Gobierno de la Constitución, creo que ya están dadas las condiciones para llevar adelante ese propósito”, dijo el también docente universitario.

Sin embargo, el diplomático advierte que la oposición venezolana demanda, de forma indispensable, del apoyo abierto y decidido de uno o varios gobiernos para que pueda ser elevada la petición ante la alianza hemisférica.

“Estoy seguro que de introducir la materia a consideración de la OEA, el cuerpo de embajadores que representan a los 34 miembros de la entidad van a votar, en su mayoría, favorablemente para que se discuta y luego se adopte una decisión acerca de si Venezuela está dejando de cumplir los elementos expuestos en la Carta Democrática”, manifestó.

Aclaró que la presentación del asunto corresponde a los países. “No lo pueden hacer ni las personas naturales, ni las organizaciones de carácter gubernamental, ni los partidos políticos sino los Ejecutivos de uno o varios países”, corroboró.

En el caso de que se aplicara la Carta Democrática, el experto informó que quedaría “deslegitimado” el Ejecutivo de Venezuela en el marco de la OEA. “Al Gobierno le tocarían, entonces, dos vías: o asume esa deslegitimación y corrige lo que deba corregirse en función de lo que es el desarrollo democrático del país; o, a lo mejor, pudiera aprovechar el caso para salirse de la OEA”, expresó.

Sobre el señalamiento de algunos analistas que afirman que ‘sería peor el remedio que la enfermedad’, en el sentido de que una Venezuela aislada podría llevar a la población a sufrir mayores rigores, considera que tal posición se deriva de la especulación y el miedo. “Al contrario: creo que sería un gran instrumento para recobrar la libertad en nuestro país que pudiera considerarse el estado actual de la situación venezolana en el seno de la Organización de Estados Americanos”, apuntó.

Comentarios

comentarios