article-thumb
   

Carmona Estanga: Maduro no se atreve a ordenar un giro que lo salvaría por fanatismos

El Cooperante

Daniel Santos.- “Maduro está atrapado en un país colapsado, en quiebra, pero no se atreve a ordenar un giro que lo salvaría, sea por limitaciones, fanatismos, influencia cubana o porque se siente heredero del discurso y políticas populistas del difunto Presidente, a las cuales cree que traicionaría si en algo se aparta de ellas”, dice Pedro Carmona Estanga.

Lea también – A 14 años del “Carmonazo” opositores pagan con cárcel y exilio rebelión contra Chávez

Para el expresidente de Fedecámas, y considerado por algunos como el presidente más breve de Venezuela, sostiene que Venezuela atraviesa la peor crisis económica, política, institucional y moral de su historia, a pesar de que el gobierno se niegue a admitirlo.

En entrevista con el semanario Quinto Día, quien se encuentra exiliado en Colombia, recalcó que dicha crisis responde al afán de imponer un un modelo “estatista, controlista, intervencionista a ultranza, empeñado en estatizar y destruir empresas productivas y asumir sin éxito su control”.

“Han eliminado la autonomía del BCV para convertirlo en financista del gasto público con emisiones inorgánicas, aplicando una absurda política cambiaria controlada y múltiple, y avalando la liquidación de las reservas internacionales del país”, cuestiona.

Lea también: Entre “masacre de puente Llaguno” y “Golpe del Imperio”, tuiteros recuerdan el 11 de abril

“La alternativa para Venezuela es la de un gobierno civil, democrático, garante de la Constitución”

Consultado sobre si los militares serían una alternativa de gobierno en el país, Carmona Estanga responde que la alternativa para Venezuela es la de un gobierno civil, democrático, garante de la Constitución, del Estado de Derecho, de la independencia de los poderes públicos, capaz de aglutinar voluntades para rescatar a Venezuela de las cenizas.

“Los militares a sus cuarteles, a ser apolíticos, no deliberantes, subordinados al poder civil y encargados de velar por la paz, la soberanía y la seguridad”, subraya al respecto.

Lea también – #LoDiceUnChavista: Pistolero de Puente Llaguno exige a Maduro acabar con el bachaqueo

“El 11A fue un tsunami político”

Transcurridos 14 años de los sucesos del 11, 12 y 13 de abril, se arrepiente de alguna manera de haber participado activamente en estos hechos que sacudieron el país. “Hay momentos de la vida que no se escogen, sino que lo impulsan a uno sin buscarlo, al ojo del huracán. El 11A fue un tsunami político, complejo, inesperado, cuyo único objetivo fue relegitimar los poderes públicos mediante elecciones limpias e inmediatas, pues ya en ese entonces estaban conculcados por el gobierno de Chávez, como parte esencial de su proyecto totalitario”, reitera.

Sobre el fallecido presidente Chávez, el exdirigente gremial resaltó que en su momento fue sincero con él, pero no le escuchó. “No habría jamás deseado que se desencadenara la crisis, y en aquél entonces fui sincero con Chávez, al advertirle lo que veía venir, y en proponerle un amplio diálogo; pero más pudo su afán revolucionario que la visión de estadista de la que careció”.

Comentarios

comentarios