Presos venezolanos viven entre hacinamiento, retardo policial, hambre y falta de higiene

Jose Monagas

El Cooperante.- El debido proceso y los derechos fundamentales de los privados de libertad se encuentran ausentes de la mayoría de los calabozos de las policías estadales y municipales del país, incluso en las dependencias del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y la Policía Nacional Bolivariana.

Según trabajo realizado por el portal web La Patilla, la condena para los detenidos no comienza con la decisión del juez sino desde el primer día en el que ingresa a una celda preventiva en el que debería permanecer por un máximo de 72 horas. Allí, los detenidos deben batallar entre el retardo procesal, el hambre, la insalubridad, el ocio, el encierro y la muerte. 

El director de la Policía del Estado Miranda, Elisio Guzmán, informó sobre el exceso de retenidos en el cuerpo de seguridad, en el que agregó los problemas de alimentación, enfermedades y otras condiciones que llevan los privados de libertad “la alimentación parcial de los privados de libertad disminuye su ingesta drásticamente y comienza a afectarlos físicamente, lo que puede conllevar a la muerte”.

El equipo de La Patilla consultó a varios retenidos de libertad en un centro de reclusión del cuerpo policial mirandino, quienes les manifestaron sobre los problemas en la alimentación, higiene, ocio y salida a ver el sol, además de esperar que continúe su proceso judicial.

Comentarios

comentarios