article-thumb
   

Productos ‘bachaqueados’ vs. regulados: las cifras negras que evidencian la crisis del país

Vanessa Navas

El Cooperante.- Con una inflación de tres dígitos, recesión económica, escasez de bienes básicos y una oposición que intenta revocar al presidente Nicolás Maduro, el gobierno de Venezuela buscar tapar la dramática realidad que se vive en el país petrolero.

El Jefe de Estado pareciera darle poca importancia a las denuncias de niños y adultos que han muerto por desnutrición, las imágenes de personas que están comiendo de la basura, las que pasan largas horas de su vida para poder comprar alimentos, y peor aún aquellas que no logran encontrar nada teniendo que dormir sin nada en el estómago.

La situación no se deslumbra nada bien para el país del oro negro ya que Pdvsa, dijo en un comunicado que la producción de Venezuela en agosto llegó a “2.328.000 barriles diarios de petróleo crudo”.

Mientras que un informe publicado por la Universidad de Columbia en Estados Unidos, la analista venezolana Luisa Palacios advirtió de una caída en la producción de petróleo crudo, el producto que constituye la enorme mayoría de las exportaciones del país.

“Entre enero y junio de 2016 la producción petrolera anual del país había caído en casi 230.000 barriles diarios”, puntualizó.

Venezuela en cifras

Infografía: El Cooperante.
Infografía: El Cooperante.

El hombre nuevo planteado por los chavistas busca diariamente la manera de cómo subsistir con un salario mínimo con una inflación anualizada de 487,6%, mientras que la de junio se situó en 22,3%. A esto se le suma el traslado diario, pues la mayoría de la población que usa transporte público debe contar con 45 bolívares para trasladarse en el autobús, y 4 bolívares si requiere el Metro.

En cuanto a la Canasta de Alimentación, inflación y escasez los organismos oficiales no han realizado la publicación del precio. Sin embargo, el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros reporta que en el último año la situación ha empeorado: la cesta de alimentos aumentó 459%, mientras que la escasez pasó de 34,5% a 43,1%.

El Cendas indica en julio de este año que una familia necesitó 363.866,73 bolívares para poder comprar.

No obstante, en los anaqueles de los supermercados y abastos faltan los alimentos básicos. A esto se le suma, “la restricción de ventas por el número de cédula de los consumidores, el uso de máquinas captahuellas (2015), y la distribución de las bolsas de comida a través de los Clap (2016), sin embargo, ni las colas, ni la reventa de productos han terminado. Al contrario, la diferencia de precios controlados y los del mercado ascendió a 2.985,0%”.

Dicha realidad ha sido negada en reiteradas ocasiones por el Gobierno de Maduro quien asegura que todo se debe a una guerra económica, implantada por las empresas privadas, la oposición y la conspiración internacional.

El diputado Miguel Pizarro denunció que “14,5 millones de venezolanos, es decir 47.9 por ciento, come dos veces al día y muchas veces sin proteínas y con una carga de carbohidratos que solo llenan la barriga, mas no alimentan”. Mientras que la producción de la mayor empresa de alimentos del país Polar cayó 30 % por falta de materia prima.

Agregó que cuatro de cada 10 niños se ausentan de clases por motivos de alimentación. “55 por ciento de los padres no están comiendo para que lo hagan sus hijos”.

Hace días el presidente de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, puntualizó que Venezuela se acerca a un máximo histórico de pobreza extrema con 80% de pobres en el país, el 20% que queda es la porción de clase alta que en su mayoría gana en moneda extranjera.”

“La dieta de Maduro te pone duro sin necesidad de Viagra”, fue la respuesta en tono burlista de Nicolás Maduro a un ciudadano chavista que se encuentra flaco.

Comentarios

comentarios