article-thumb
   

Reporteros Sin Fronteras raspa a Venezuela en libertad de prensa por violencia institucional

Christhian Colina

El Cooperante.- La libertad de prensa se deterioró en todas las regiones del mundo en 2015, y en particular en el continente americano, que por primera vez figura por detrás de África en la clasificación anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF), publicada este miércoles.

La clasificación mundial de la libertad de prensa en 180 países se apoya en una serie de indicadores: pluralismo, independencia de los medios, autocensura, marco legal, transparencia, infraestructuras y agresiones. “La calificación se deterioró en todos los continentes. En el americano, cayó (20,5%) por el peso de una América Latina lastrada por los asesinatos y los ataques a periodistas en México y en América Central”, señaló RSF, con sede en París.

En América Latina, “la violencia institucional (en Venezuela, 139ª, o en Ecuador, 109º), la del crimen organizado (como en Honduras, 137º), la impunidad (Colombia, 134ª), la corrupción (como en Brasil, 104º), y la concentración de los medios (como en Argentina, 54º) constituyen los principales obstáculos para la libertad de prensa”, destaca RSF. En América del Norte, Estados Unidos (41º) acusa el efecto de la cibervigilancia, y Canadá, que baja diez posiciones (18º), vio su situación degradarse “al final del mandato del exprimer ministro Stephen Harper”, según RSF. México ocupa por su lado la 149ª posición.

dst6gbksdc23scds

El continente americano queda así por detrás de África, aunque la zona África del Norte/Oriente Medio sigue siendo la región del mundo donde los reporteros están sometidos a mayores presiones de todo tipo, de acuerdo con la ONG. “Todos los indicadores de la clasificación apuntan a un deterioro. Numerosas autoridades públicas están tratando de recuperar el control de sus países, y temen que el debate público se abra demasiado”, comentó a la AFP Christophe Deloire, secretario general de RSF.

“Estamos entrando en una nueva era de la propaganda, en la que las nuevas tecnologías permiten a bajo coste difundir su propia comunicación, su información, su dictado”, analiza.

Comentarios

comentarios