article-thumb
   

“Revocatorio puede evitar que la gente haga catarsis explosiva”, advierte psicoanalista

Christhian Colina

Christhian Colina.- El pasado 27 febrero las redes sociales se saturaron de mensajes rememorando el estallido social denominado “El Caracazo” y sus semejanzas con la actual situación del país. Pese a los altos niveles de inseguridad, escasez de productos básicos y déficit de servicios públicos, el psicoanalista Adrián Liberman considera que en la actualidad los venezolanos han reaccionado de forma sintomática para evitar una catarsis de tipo explosiva.

“Hay una sensación de saturación en la gente a la situación y a la evidencia de que el Gobierno carece de instrumentos para modificar la realidad más significativa. Si hay reacciones, hay reacciones sintomáticas preocupantes. Ejemplo de ello son los linchamientos y los saqueos. Hay movilizaciones sintomáticas que han ido en aumento, lo que no ha habido es una reacción explosiva de catarsis tipo Caracazo. No es que la gente esté paralizada y apática frente a lo que está ocurriendo”, indicó en conversación con El Cooperante.

Lea también – “Realidad se come la polarización”: Declaración bélica de Maduro sumará votos a la MUD

Ante ese escenario, advierte que los actores políticos deben idear mecanismos pacíficos para evitar que la gente termine de perder el desconocimiento ante la ley y busque una forma distinta de operar la realidad. Una de esas salidas considera que puede ser el referéndum revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro, sin embargo, recomendó poner en marcha la movilización de las masas para obligar al Gobierno Nacional a aceptar la iniciativa constitucional. “Una presión popular y constante es necesaria”, insiste.

Al ser increpado por el mensaje que deben utilizar en la alianza opositora para hacer que los venezolanos dejen las colas para abastecerse y acudan a sus movilizaciones, considera que debe hacer un proceso acertado de explicación, inducción y comunicación. “Debe existir la vinculación de que esas movilizaciones tienen que ver con la construcción de una ventana para un cambio”, considera.

Por último, recomendó a oposición y Gobierno intentar el diálogo y el mutuo reconocimiento para evitar un derramamiento de sangre. “Deben comprender que estamos a dos centímetros del precipicio de una situación muy violenta y caótica. De alguna manera deben construir un puente de diálogo pese a lo difícil que pueda ser para unos y otros”, concluye.

Comentarios

comentarios