article-thumb
   

Albert Rivera sobre exigencia de Diosdado: “Diputados no deciden quién entra a un país”

Christhian Colina

María Angélica Correa/Christhian Colina.- La visita a Venezuela del líder del partido español Ciudadanos, Albert Rivera, generó polémica desde su anuncio, al punto que el propio Diosdado Cabello tomó minutos de su programa semanal para exigir a las autoridades competentes expulsarlo de Maiquetía porque sólo se reuniría con la oposición. Sobre este pronunciamiento, el liberal europeo confiesa a El Cooperante que no lo conoce personalmente, pero que en países democráticos los parlamentarios no tienen injerencia en ese tipo de decisiones.

A mí me parece que en un país donde hay separación de poderes los diputados no deciden quién entra o no entra a un país, lo deciden las autoridades de interior, inmigración u otras personas (…) Yo vengo de un país que a pesar de todos los problemas que tenemos, no hay ningún diputado que diga quién entra en el país”, dice.

Rivera al ver el pronunciamiento de Cabello revela que preguntó por sus funciones en Venezuela y que al ser informado que era un diputado se sorprendió. “¿En la lógica de los demócratas, cómo los diputados pueden decidir esas cosas?”, se preguntó. Tal interrogante fue respondida por un miembro de su equipo: “No, es una persona fuerte del régimen”.

Sin título-1

“El diálogo es un instrumento, no es un fin en sí mismo”

El candidato a las elecciones legislativas españolas asegura que deben existir tres condiciones para que exista un diálogo efectivo entre el chavismo y la oposición: Liberar a los presos políticos, respetar la convocatoria del revocatorio y solucionar la crisis humanitaria que vive el país. Ante ello, manifiesta que no son caprichos de un sector, pues el revocatorio es un mecanismo que establece la propia Constitución Nacional y la liberación de los presos políticos un asunto de Derechos Humanos.

“El problema de Venezuela actualmente no es solo tener presos políticos, que es gravísimo, es un problema también humanitario, es un problema de modelo económico, es un problema de seguridad en la calle, por lo tanto, aunque hubiera la liberación de presos políticos, si la gente no tiene para comer, no tiene medicinas, si el Gobierno venezolano no se deja ayudar económicamente de otros países o por el Fondo Monetario Internacional va a ser muy complicado que Venezuela se levante”, plantea.

El líder de la agrupación política Ciudadanos advierte sobre este punto que “el diálogo es un instrumento, no es un fin en sí mismo, es una forma de llegar a una solución”.

Por último, ante la posibilidad que llegase a la presidencia de España y la forma que tendría de apoyar a Venezuela, señala que nuestro país necesita auxilio financiero para cubrir un déficit fiscal de alrededor 30 mil millones de dólares. “Van a necesitar dinero del Fondo Monetario Internacional, van a necesitar un plan de estabilización económica, y van a necesitar ayuda de los países amigos o aliados, entre ellos España”, al tiempo que se comprometió a pedir que fondos internacionales colaboren económicamente para que Venezuela “pueda volver a levantarse” en cuatro años.

Comentarios

comentarios