article-thumb
   

“Barreiros manipuló mi declaración para inculpar a López”, reconoce lingüista chavista

Daniel Santos

Daniel Santos.- Rosa Amelia Azuaje, la principal testigo en cuya declaración se basó la condena a 14 años de prisión del dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, denunció que sus palabras fueron tergiversadas para inculpar al exalcalde de Chacao. “La juez Barreiros manipuló mi declaración para inculpar a López”, dijo.

Lea también:Trasladan a Leopoldo a audiencia de apelación: GN impide ingreso de abogados españoles

En entrevista con el diario español El Mundo, Asuaje agregó que el informe que presentó no fue más que un análisis linguístico que,según dijo, jamás debió ser utilizado como prueba condenatoria: “Un informe técnico no debió ser utilizado como la única prueba para inculparle, porque la lingüística no puede acusar, ni siquiera emitir un juicio de valor. Nosotros analizamos los fenómenos discursivos”.

La doctora en linguística y Filología Clásica de la Universidad de Los Andes apunta que “mi informe describe las características de Leopoldo López como orador político. En los vídeos que analicé tiene un discurso confrontacional e iracundo, pero ninguno de ellos prueba que López hizo llamados expresos a la violencia y mucho menos que dio las instrucciones para que fueran asesinadas 43 personas”.

Asimismo rechazó que no existan otras puebas que apoyen la sentencia contra López. “Me parece increíble que un caso de esta importancia no haya sido contrastado con más pruebas que el informe pericial de una lingüista“, acotó.

“Para el chavismo soy una persona peligrosa y para la oposición soy responsable de la condena de Leopoldo”

Azuaje señala que reaccionó apenas leyó la sentencia contra el dirigente de Voluntad Popular, por lo que rechaza las agresiones que ha sufrido por hablar sobre el tema. “Soy odiada tanto por un sector como por el otro, para el chavismo soy una persona peligrosa porque no guardo silencio y para la oposición soy la responsable de que Leopoldo fuera condenado”, aseveró.

Me considero un chivo expiatorio tanto del Gobierno de Venezuela como de otros sectores. Mi figura fue demonizada tanto por los medios oficialistas como por los de la oposición. Depositaron en mi toda la responsabilidad de un caso penal de relevancia internacional”, acotó.

Comentarios

comentarios