article-thumb
   

“Se hace cuesta arriba”: Pasajeros destinan 40% de su salario en traslados a Caracas

Christhian Colina

El Cooperante.- Levantarse antes de que salga el sol, tratar de salir de casa al menos tres horas antes de la hora de entrada al trabajo, así era el día a día de Félix Yánez, de 34 años, habitante de Guatire, quien tuvo que replantearse de donde obtener los ingresos necesarios para su familia debido a la gasto que significa trasladarse hasta la capital todos los días.

“Trabajaba como almacenista y obtenía además de mi salario los tickets de alimentación pero lamentablemente con los constantes aumentos de los pasajes, la situación económica y el difícil acceso a los alimentos tener un trabajo en Caracas se hace cuesta arriba”, acotó luego de explicar que prefirió enfocar sus esfuerzos en el emprendimiento. “Ahora estoy invirtiendo en mi propio negocio, compro queso al mayor y revendo al detal en mi casa. Ha resultado ser una opción ya que en un solo día de trabajo obtengo 15 mil de ganancia”, dijo.

Las asociaciones civiles que prestan servicio en el tramo Guatire-Caracas manejan una tarifa de 200 bolívares por personas lo que se traduce en 400 bolívares diarios y seis mil semanales. Tomando como referencia el salario mínimo de 15.050 significa que 40 % se destina a pasajes.

Para Celia Herrera miembro de la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Transporte y Vialidad (Sotravial) la respuesta de la ciudadanía es consecuencia de un problema estructural. “Lamentablemente la oferta de trabajo está en la capital, la mayoría de los trámites gubernamentales se resuelven aquí y existe además de un desorden en el tema de rutas y servicios asociadas a ellas”, aseveró.

Por su parte Eddy Cristiani, del Instituto Metropolitano de Transporte de Caracas, sostiene en que la pérdida de la calidad de vida es otro factor a tomar en cuenta a la hora de tomar la decisión de evitar los traslados diarios a Caracas. “Según nuestros registros un usuario promedio del trasporte público invierte 720 horas anuales en colas 60 al mes y unas 12 a la semana. Son números alarmantes que deben ser tomados en cuenta para crear planes de trabajo en la materia”, manifestó a El Universal.

Comentarios

comentarios