article-thumb
   

Secretario General de la OEA dice que Nicolás Maduro no es de izquierda: “No es buen ejemplo”

Christhian Colina

Efe.- El Gobierno de Venezuela “solo se está preocupando de conseguir mecanismos para mantenerse en el poder” y “eso definitivamente no es de izquierda”, manifestó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en una entrevista con un medio uruguayo publicada hoy.

Lea también – Luis Almagro cumple un año en la OEA con elogios y críticas por llamar “dictadorzuelo” a Nicolás

“No es un buen ejemplo para la izquierda lo que ha pasado en Venezuela en los últimos dos años”, exclamó Almagro al semanario Búsqueda. “La cantidad de pobres creció más que en ningún otro país del mundo, los niveles de corrupción están hoy arriba de todos los países latinoamericanos” y “no puede haber un régimen de izquierda con presos políticos. Todas esas variables acumuladas (…) sacaron completamente de la izquierda al gobierno de Venezuela“, continuó.

El uruguayo apuntó que “toda la dinámica social del país se fue hacia el populismo facilista” y que el Gobierno “solo se está preocupando hoy de conseguir mecanismos para mantenerse en el poder”, y aseveró que “eso definitivamente no es de izquierda”. La semana pasada Almagro y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, mantuvieron un duro intercambio de declaraciones.

Lea también – ¡Falta poco! Pedido de Carta Democrática llegará a la OEA en una semana, dice Almagro

El mandatario caribeño acusó al secretario de ser un “agente de la CIA” y de conocer secretos que esconde, mientras que Almagro llegó a decir a través de una carta dirigida a Maduro que este será “un dictadorzuelo más” si no permite el referendo revocatorio que promueve la oposición contra él. “Lo que yo planteé en esa carta son principios fundamentales (…), manifesté lo que significa la probidad republicana, la honestidad, la defensa de la democracia y el respeto a que el pueblo sea el que se exprese y resuelva cuando tiene esa facultad constitucional”, manifestó.

“El referéndum revocatorio no pertenece ni a Capriles ni a Maduro, pertenece al pueblo de Venezuela. Definitivamente, el pueblo de Venezuela tiene que poder expresarse sobre la continuidad de Maduro en el Gobierno, sin ninguna coerción, sin ninguna coacción, sin ponerle fechas”, continuó el uruguayo. El dirigente de la OEA señaló que la democracia no puede evaluarse solo por cómo se llega al poder sino también por cómo se mantiene y que si esto se hace de una manera ilegítima, “quitándole a la gente la posibilidad de decidir”, se transforma en un poder ilegítimo.

Frente a las críticas de Maduro y de sectores de la izquierda de Uruguay, incluso su propia fuerza política, el Frente Amplio, desde la que fue canciller del Gobierno de José Mujica, que lo acusan de haber cambiado de forma de pensar, Almagro dijo que no analizaron sus posicionamientos cuando fue ministro. “Fui muy duro con el Gobierno venezolano (en mi etapa de canciller) y llegué a decir que me daba vergüenza lo que estaba pasando”, aseguró.

Comentarios

comentarios